Evite las malas digestiones

Una mala digestión puede fastidiarle la tarde y no permitirle continuar con las actividades previstas para su día o, si es por la noche, puede tener problemas para conciliar el sueño

Una alimentación adecuada le ayudará a prevenir malestares estomacales.
Una alimentación adecuada le ayudará a prevenir malestares estomacales.
Foto: Esta imagen es una obra derivada de stk_001453 por Zé Carlos Barretta, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/zebarretta_stock / 8023772626/

Una mala digestión puede fastidiarle la tarde y no permitirle continuar con las actividades previstas para su día o, si es por la noche, puede tener problemas para conciliar el sueño. Son varios los factores que pueden dificultar la digestión. Con el ritmo de vida actual no siempre se toma el tiempo necesario para disfrutar de la comida, pero tendrá que tener en cuenta una serie de consejos, sobre todo si es propenso a las digestiones pesadas.

Lo primero de todo es para comer con tranquilidad y sentado, masticando bien la comida. No hacer otras actividades mientras come, como leer, mirar el ordenador o hablar por teléfono.

Al contrario de lo que se cree, tumbarse a dormir después de comer no es bueno para la digestión porque al dormir se ralentiza el metabolismo y puede provocar acidez y dolor de cabeza. Lo que sí es bueno es descansar sentado o recostado durante 15 minutos después de comer.

Algunos alimentos dificultan la digestión hasta producir cólico. Estos son, por ejemplo, el pimiento, las coles, la lechuga, la cebolla. También debe tener en cuenta que las verduras se digieren mejor cuando están cocinadas que en crudo.

Por supuesto, las comidas muy grasosas, demasiado especiadas, con salsa o nata son difíciles de digerir. Es preferible comer el pescado y la carne a la plancha o barbacoa que frito o condimentado con salsas.

Las hierbas aromáticas son un buen aliado para facilitar la digestión, puede condimentar sus comidas con tomillo, hinojo, romero, comino, jengibre, salvia, cúrcuma (principal ingrediente del curry).

No beba mucho líquido durante la comida. La fruta se debe comer entre horas, nunca inmediatamente después de comer porque fermenta en el estómago más rápido que el resto de los alimentos y esto dificulta la digestión.

Aunque la piña o la papaya sí son facilitadoras de la digestión.

Seguro que ya lo sabe, no debe comer grandes cantidades. Es preferible comer raciones más pequeñas, más veces al día.

La fitoterapia es muy útil para dolores y molestias diversas. Sustituya el café con leche por infusiones que le ayuden a hacer la digestión, ya sean relajantes, digestivas o antigases, como milenrama, manzanilla, melisa, hierba luisa, anís estrellado, regaliz. Puede hacer una mezcla su gusto e, incluso, cocer un poco de jengibre rallado junto con el resto de hierbas medicinales.

Algo muy sencillo y obvio que le ayudará a hacer mejor la digestión es no estresarse, no se deje llevar por el ritmo acelerado de hoy en día, relájese y disfrute de la comida.