Bancos dicen no a negocios de marihuana

Banqueros de Colorado alegan no hay protección para sus entidades
Bancos dicen no a negocios de marihuana
El consumo de la marihuana para uso recreativo es legal en el estado de Colorado desde el pasado mes de enero.
Foto: Archivo

DENVER, Colorado (EFE).— Poco después de que el Gobierno federal anunciara medidas para permitir el acceso a servicios bancarios a los negocios de venta de marihuana, la Asociación de Banqueros de Colorado (CBA, por su sigla en inglés) indicó que esas reglas no ofrecen suficiente protección para los bancos y, por tanto, no trabajarán con estos comerciantes.

La decisión de CBA, aunque esperada, causó la inmediata respuesta por parte de los dirigentes de Marihuana Industry Group (MIG), entidad que agrupa a decenas de negocios de cultivo y venta de marihuana en Colorado, cuyo consumo para uso recreativo es legal en este estado desde el pasado mes de enero.

“La falta de opciones bancarias para la industria de la marihuana es un problema de responsabilidad, seguridad pública y seguridad personal”, afirmó ayer a Efe Michael Elliott, director ejecutivo de MIG.

El titular del organismo dijo que hasta el anuncio de la asociación bancaria todavía “tenía la esperanza de que los bancos trabajarían con la industria de la marihuana legal en Colorado”, y agregó que la decisión de CBA es “un nuevo recordatorio de cuán importante es que este tema sea resuelto de manera definitiva”, lo que estimó podría ser con una ley del Congreso federal.

Según la CBA, las nuevas reglas difundidas este viernes por los Departamentos de Justicia y del Tesoro de Estados Unidos “sólo refuerzan y reiteran que los bancos pueden enfrentar cargos por proveer cuentas a negocios relacionados con la marihuana”.

Don Childears, presidente y gerente general de CBA, sostuvo que las nuevas normas federales dicen a los bancos “que sirvan a esos clientes a su propio riesgo, enfatizando todos los riesgos que se corren”.

Señaló que las nuevas reglas, lejos de indicar que los bancos no serán acusados por servir a los negocios de marihuana, “reiteran todas las razones por las que se pueden presentar cargos”, e incluso “imponen una gran carga en los bancos”, ya que los obliga a conocer y controlar las actividades de sus clientes relacionados con la marihuana.

“Ningún banco puede cumplir [esas reglas]”, declaró Childears, quien coincide con la necesidad de una nueva ley del Congreso para resolver el problema.

El Congresista demócrata Ed Perlmutter presentó recientemente un proyecto de ley, la iniciativa HR 2652 o el “Acta de Acceso a los Bancos para Negocios de Marihuana”, en el que se prohíbe que el Gobierno federal castigue a las instituciones financieras que ofrezcan servicios a los comercios de marihuana legal.

Childears resaltó también la urgencia de una solución inmediata para que se ofrezca un acceso efectivo a los servicios bancarios a estos negocios.

“Permitiría resolver en gran manera el tema de las reglas y los impuestos estatales, servir a los clientes y a los negocios en las transacciones legales y ayudar a la seguridad pública”, explicó.