Fabián, ¡al rescate!

Cruz Azul derrota al Puebla para sumar su sexta victoria del torneo
Fabián, ¡al rescate!
Hugo Pavone, Marco Fabián y Jorge Villalpando esperan por el esférico en acción del encuentro de ayer en el Estadio Azul.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F.— Esta Máquina anda demasiado carburada.

Sin brindar su mejor partido, Cruz Azul patentó su mejor inicio en torneos cortos al vencer 1-0 a Puebla con un golazo de Marco Fabián en el último minuto de la compensación.

El Azul era un hervidero gracias a la genialidad de Fabián, quien superó a Uriel Álvarez y bombeó el esférico justo al ángulo superior derecho del marco de Jorge Villalpando.

Ya son 19 puntos de un Cruz Azul que trae toda la fortuna de su lado y gana incluso cuando los partidos se le ponen más complicados.

De hecho, al Puebla le anularon incorrectamente un gol apenas al 2′ cuando Matías Alustiza anotó tras un centro de Carlos Sánchez, pero el asistente José Luis Camargo señaló un fuera de lugar inexistente.

A partir de ese momento el Puebla se replegó, apostó por el contragolpe y así puso en jaque en ocasiones a los locales.

Cruz Azul no fue esa máquina de 16 goles en el torneo. No encontró espacios y sólo Mauro Formica tuvo un disparo peligroso en el primer tiempo.

Y otra vez fue el Puebla el que pudo inclinar la balanza, pero Luis Miguel Noriega abanicó frente a la portería y todo por querer disparar con la zurda aunque la jugada exigía la diestra.

Después fue el camotero Jesús Chávez quien salvó a su equipo antes de que el balón, disparado por Pavone cruzara la línea de gol.

Cuando parecía que el Puebla se salía con la suya al menos por empatar, apareció la genialidad de Fabián que hoy puede poner a todos los cruzazulinos a brindar por este arranque de ensueño.

En la fecha 8, La Máquina visitará al Querétaro y el Puebla al Atlante.

El estratega Rubén Omar Romano señaló que a pesar de la derrota del Puebla ante Cruz Azul, fueron sus pupilos superiores al superlíder y merecieron para más, aunque factores ajenos al equipo le complicaron el partido.

“Creo que fuimos superiores en todo: orden, táctica. El equipo jugó un gran partido, lamentablemente esto a veces pasa, cuando hay peso específico de algunos jugadores y resuelven un partido que en un momento lo tenían controlado y ni sabían por donde”, explicó el timonel argentino.

Sin tapujos comentó que fue un mal arbitraje el que le tocó ayer a los Camoteros, que se vieron perjudicados porque, según dijo, hay playeras que pesan más y así es difícil jugarle a los grandes.

“Si cuando hay que hablar mal y decirlo hay que decirlo, el arbitraje nos perjudicó, siempre las divididas eran para el otro lado, el gol mal anulado, el tiempo de compensación, hay un montón de cosas, pero así es el futbol, me siento mal porque el equipo había hecho un excelente partido”, manifestó.