Argentina se suma a países que quieren legalizar marihuana

El secretario de Seguridad se manifestó a favor de legalizar la producción, venta y consumo del enervante al considerar que no hay posibilidad de ganar al narcotráfico
Argentina se suma a países que quieren legalizar marihuana
El funcionario aseguró que ue Argentina ya es un país productor de estupefacientes.
Foto: Archivo

Buenos Aires.- Mientras el secretario de Seguridad se pronunció a favor de legalizar la producción, venta y consumo de la marihuana; el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó que “Argentina no es un país productor de droga”.

Este martes , el secretario de Seguridad, Sergio Berni, se manifestó a favor de legalizar la producción, venta y consumo de marihuana al considerar que no hay posibilidad de que la policía le gane la pelea al crimen organizado.

“Yo estaría de acuerdo si se despenaliza toda la cadena, desde la producción hasta el consumo, despenalizar sólo el consumo no termina de ser efectivo”, afirmó el funcionario en una entrevista radiofónica.

Berni aclaró que su posición es únicamente “a título personal”, resultado “de mucha experiencia y después de estudiar diferentes modelos” del consumo de drogas en el mundo.

Citó el caso de Estados Unidos, país que “tiene su frontera más cuidada y entra todo”, lo que demuestra que por más controles que existan el crimen organizado va un paso adelante y logra sus objetivos.

Para acentuar la polémica, el secretario citó al fallecido capo colombiano Pablo Escobar Gaviria, quien se ha vuelto muy famoso en Argentina gracias a que actualmente se está proyectando la serie “El patrón del mal”.

“Él decía que no hay posibilidades matemáticas de que la persecución policial le gane al narcotráfico, y es verdad, es la lucha del gato contra el ratón”, reconoció Berni, lo que implica que ni siquiera él desde la Secretaría de Seguridad puede acabar el problema.

El funcionario advirtió también que debe darse un debate muy serio y responsable a nivel legislativo porque todavía no hay mucha experiencia sobre legalización de drogas en el mundo.

“Varios ex presidentes de países como Colombia y Brasil reconocieron que la lucha planteada contra el narcotráfico ha fracasado en el mundo, pero debemos avanzar en un enfoque complementario hasta poder observar los resultados en otros países”, dijo.

El caso más cercano y concreto, explicó, es Uruguay, que en diciembre pasado se convirtió en el primer país del mundo en legalizar la producción, venta y consumo de marihuana.

El debate por el narcotráfico desató peleas y contradicciones entre funcionarios de primer nivel del gabinete de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández.

“Argentina no es productora de drogas, la posición oficial del gobierno es muy clara y contundente”, afirmó este martes el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

El problema es que, con sus declaraciones, el funcionario desmintió al propio ministro de Defensa, quien el viernes reconoció que Argentina ya es un país productor de estupefacientes.

“Argentina era un país de tránsito, y ahora es un país de consumo, y lo más grave que también es de elaboración”, dijo Rossi, y se convirtió en el primer funcionario en reconocer este peligroso cambio de categoría.

Oficialmente, los organismos internacionales y los informes internos siguen considerando a Argentina como “país de tránsito” para el narcotráfico, es decir, que las bandas sólo pasan con sus cargamentos por el territorio hasta llegar a puertos y aeropuertos.

Sin embargo, desde hace años es evidente el auge del consumo y del hallazgo de laboratorios precarios e ilegales en donde se procesa coca o se elaboran drogas de diseño como las metanfetaminas.

La víspera, el primero que desmintió al ministro de Defensa fue el secretario de Seguridad, Sergio Berni, quien advirtió que “objetivamente, en Argentina no se produce droga”.

El funcionario aseguró que “más allá de aquellas plantas de marihuana que algunos consumidores pueden tener en su casa, tampoco hay una producción a gran escala, por lo menos hasta ahora detectable en el país, algo que sí sucede en Paraguay”.

Agregó: “los que trabajamos todos los días en la lucha contra el narcotráfico sabemos que en Argentina no se produce cocaína”, ya que los países productores siguen siendo Bolivia, Colombia, Paraguay y Perú.