Una infusión para cada mal

Además del café hay una infinidad de infusiones con distintas propiedades medicinales
Una infusión para cada mal
Insomnio, cansancio, males estomacales y más pueden ser tratados con las infusiones.
Foto: Esta imagen es una obra derivada de Twinings Vanilla por cjnzja, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución Sin-Derivaciones en http://www.flickr.com/photos/cjnzja / 1774128458/

La infusión que más se consume en todo el mundo es el café, que tiene su origen en Etiopía. Por su efecto estimulante, es perfecto para despertase por la mañana.

Además del café hay una infinidad de infusiones con distintas propiedades medicinales. Sin embargo, la mayoría de gente bebe infusiones no sólo para beneficiarse de sus propiedades, sino también para disfrutar de su sabor.

Por ejemplo, la hora de tomar el té, originario de China, es todo un ritual en varios países.

Existen muchas plantas con propiedades medicinales que le pueden ayudar a aliviar pequeñas dolencias o malestares. Conocerlas y tener una pequeña reserva de estas plantas en casa puede ser de gran ayuda.

Por otro lado, se puede beber infusiones con otros fines. Por ejemplo, si se acompañan de un par de galletas integrales vienen bien para quitar el hambre entre las comidas. También ayudan a hidratar el cuerpo.

La planta más conocida para aliviar este mal es la manzanilla, a la que se le puede añadir anís estrellado para tratar los gases. También puede beber una infusión de varias hierbas: melisa malvavisco, tomillo, o boldo, y para quitarle el sabor amargo, añada regaliz.

La milenrama es muy eficaz para aliviarlos, así también la manzanilla, la valeriana y la lavanda.

Puede hacer una infusión de tila para despejar los bronquios. Use jengibre o manzanilla para la tos seca.

Beba infusión de cola de caballo porque ayuda a eliminar líquidos. La alcachofa, por otro lado, tiene efecto depurativo. El té verde, el té rojo y el mate argentino también pueden ayudar a este propósito.

Por su acción tranquilizante, la manzanilla es muy efectiva. Por otro lado, la pasiflora y la valeriana actúan como sedantes suaves.

Utilice lavanda, que también se puede usar en un baño relajante como aceite esencial. La tila y la valeriana también pueden ayudar.

Para estos momentos difíciles, puede preparar una infusión de hierba de San Juan (hipérico). La de romero es estimulante, la de damiana equilibra el sistema nervioso.

El cardamomo activa el organismo y da energía. Un poco de ginseng picado y hervido es bueno contra la debilidad. El romero fortalece el sistema nervioso y reconforta. La ortiga sirve tanto para el cansancio físico como el mental.