Terrorista Pimentel está “desesperado”, asegura su padre

Juan José lamenta no poder interceder como quisiera por su hijo, debido a padecimientos de salud

Terrorista Pimentel está “desesperado”, asegura su padre
Juan José (en la foto), padre de José Pimentel, insistió en que su hijo actuó movido por una gran depresión.
Foto: Panky Corcino / Corresponsal EDLP

SANTO DOMINGO — Juan José Pimentel, padre del joven de origen dominicano procesado por terrorismo en Estados Unidos, aseguró ayer que su hijo se siente “desesperado” y “deprimido”.

Juan José (53) explicó que tenía conocimiento previo de que su hijo José, de 29 años, se iba a declarar culpable luego de alcanzar un acuerdo con la Fiscalía de Nueva York con el que busca evitar la posibilidad de que las autoridades intentaran que un tribunal le condenara a 60 años de cárcel.

Abrumado por la diabetes que le hizo perder cuatro dedos del pie derecho y la visión casi por completo, Juan José lamenta la situación de salud que lo obligó a abandonar su trabajo como taxista hace tres años.

“Si yo estuviera con mejor salud, que me pudiera mover, fuera a la Cancillería, me moviera con gente, pero con las condiciones que estoy, no he hecho nada de ese tipo de cosas y si tuviera más facilidad de salud, yo mismo investigara más; yo tengo amigos que viven en Nueva York a los que les diría: mira, averíguame esto”, se quejó.

Pimentel confía en que, aunque el acuerdo implica una condena de 16 años de prisión, su hijo pueda salir antes en libertad a través de mecanismos legales y con la observación de un buen comportamiento.

Deploró el hecho de que las autoridades consulares de República Dominicana se hayan mantenido ajenas al caso. Insistió en que su hijo sólo actuó movido por una gran depresión, la cual atribuye a que no tenía un empleo y a que la esposa lo había abandonado llevándose consigo al niño de ambos.

“La madre (Carmen Sosa) lo visita cada semana, pero con mucha restricción. Cada uno o dos meses yo la llamo y le preguntó. En realidad él se siente con esa desesperación, con esa depresión que tiene”, dijo.

Cuestionó que las autoridades de la Ciudad Nueva York siguieran las acusaciones contra su hijo, pese a que el FBI desistió de presentar cargos.

El padre insistió en que si estuviera trabajando como antes, hubiese ido “hasta a la embajada americana” para interceder a favor de su hijo.

Aseguró que los medios de prensa y los periodistas locales tienen miedo de salir en defensa de su vástago porque se trata del caso de un terrorista desde el punto de vista de las autoridades de Nueva York.

“Mucha gente tiene miedo, como es un problema terrorista, la gente tiene miedo de hablar. Aquí la gente tiene miedo de que las autoridades de Estados Unidos le suspendan una visa”, dijo.

Cuando lo apresaron en noviembre de 2011, las autoridades de Nueva York informaron que José Pimentel, quien se cambió el nombre a Muhammad Yusuf y se convirtió al Islam, simpatizaba con Al Qaeda. Según informaron, el dominicano que emigró a Estados Unidos con apenas cinco años de edad planeaba producir atentados terroristas.