El fútbol mexicano aplicará en estadios el protocolo FIFA contra racismo

El fútbol mexicano aplicará a partir de hoy en todos sus estadios el protocolo contra el racismo dictado por la FIFA y la Concacaf, anunció la Comisión Disciplinaria de la Federación de este deporte.
Sigue a El Diario NY en Facebook
El fútbol mexicano aplicará en estadios el protocolo FIFA contra racismo
El jugador del León de México Franco Arizala (frente) celebra una anotación en el estadio Nou Camp de la ciudad mexicana de León. EFE/Archivo

México, 25 feb (EFE).- El fútbol mexicano aplicará a partir de hoy en todos sus estadios el protocolo contra el racismo dictado por la FIFA y la Concacaf, anunció la Comisión Disciplinaria de la Federación de este deporte.

El protocolo será aplicado en todos los partidos que se disputen de los torneos de Liga y de Copa del máximo circuito y del ascenso o segunda división, indicó la Disciplinaria en un comunicado de prensa.

La decisión de poner en marcha este protocolo ha sido hecha pública después de que los equipos León y Pachuca denunciaron públicamente que algunos de sus jugadores fueron agredidos por hinchas rivales con cantos y sonidos racistas.

Los colombianos Franco Arizala y Eisner Novoa, compañeros en el equipo León, y la pareja ecuatoriana del Pachuca que forman Walter Ayoví y Enner Valencia, recibieron estos insultos durante los partidos de la sexta y la octava jornada, según las denuncias.

La Disciplinaria apuntó que las pruebas eran insuficientes para hacer una investigación pero el Pachuca, León y Estudiantes, de segunda, decidieron expulsar de por vida de sus estadios a los presuntos responsables.

El protocolo de Fifa contra el racismo será aplicado a partir de este martes en los partidos de la Copa MX, un torneo que reúne a once equipos del máximo circuito con trece de la segunda división, indicó la Disciplinaria.

La primera propone que frente a actos calificados como racistas, el árbitro puede parar el partido para pedir por el sonido que se ponga fin a esa conducta.

Si los incidentes son graves, el partido se suspenderá hasta diez minutos, los equipos volverán a sus vestuarios, se advierte al público de una suspensión del encuentro al tiempo que se buscan garantías para la seguridad.

En el nivel máximo de estas conductas, el partido será suspendido y el estadio desalojado para después reanudar las acciones, ya sin público en las gradas.

En la octava jornada, la Disciplinaria multó al América con mil días de salario mínimo (67.290 pesos, equivalentes a 5.098 dólares) por las arengas hechas en el sonido local mientras el balón estaba en juego ante los Pumas y por haber cohetones en las gradas.