Corte Suprema rechaza ley anti inmigrante de Hazleton

El Máximo Tribunal de EEUU no verá las apelaciones de este pueblo de Pennsylvania, y de Farmers Branch, en Texas, sobre sus ordenanzas municipales para negar a indocumentados el derecho a alquilar viviendas
Corte Suprema rechaza ley anti inmigrante de Hazleton
Alba Castillo compra en una bodega hispana en Hazleton. Ella es uno de los miles de hispanos que se mudaron al pequeño pueblo en Pennsylvania en busca de una vida mejor.
Foto: Getty

California – La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó las apelaciones de dos ciudades del país, Farmers Branch, Texas y Hazleton, Pennsylvania, que desde hace ocho años vienen peleando legalmente en defensa de leyes locales para negar a indocumentados el derecho a alquilar viviendas y castigar a negocios que los contraten con el retiro de licencias de operación.

El Tribunal Supremo anunció este lunes que no consideraría los casos que los pueblos en cuestión apelaron, luego que tribunales inferiores desactivaran esas normas municipales señalando que la ley federal migratoria se antepone a los esfuerzos locales de legislar un asunto que compete al Gobierno federal.

Esto significa que ambas ordenanzas quedan sin efecto, como han estado durante los años que ha durado la batalla legal de ambas ciudades, y es la última palabra legal sobre las mismas. En el 2006, la pequeña ciudad de Hazleton, en Pennsylvania, fue la primera del país en aprobar una ley local (ordenanza) que multaba a los negocios y dueños de viviendas que contrataran a indocumentados o les alquilaran viviendas. En el 2007, Farmers Branch, un suburbio de Dallas, en Texas, prohibió alquilar apartamentos a los indocumentados.

Desde entonces, ambas ciudades han estado engarzadas en defenderse de demandas contra las leyes, y ambas han sido bloqueadas por decisiones de cortes federales, aparte de costar millones de dólares a sus municipios.

Otras municipalidades copiaron esta idea y Freemont, en Nebraska, aprobó una medida similar en el 2010, pero que hasta ahora se mantiene y ha sido reafirmada en cortes federales. Una demanda contra esta ciudad sigue en pie y también espera una decisión de la Corte Suprema de Justicia. En Febrero, habitantes de Fremont reafirmaron su intención de mantener la misma en un referendo local.