Dios los unió… y el acuerdo pre-nupcial los separó

Estas parejas vivieron grandes romances, pero tras finalizar su relación a algunos les costó un ojo de la cara

Dios los unió… y el acuerdo pre-nupcial los separó
Foto: EFE

Aunque estas parejas se dieron el sí para toda la vida, la felicidad no les duró tanto tiempo. Pero el dolor de cabeza real para ellos no fue producto de la ruptura, sino de las fortunas que tuvieron que repartir después de sus publicitadas separaciones.

A continuación un vistazo por los divorcios más caros de la farándula…

Las travesuras del actor y exgobernador de California con su empleada doméstica le costaron más de un ojo de la cara, específicamente entre $150 y $200 millones. Aunque el divorcio aún no ha finalizado, esperamos que la experiencia le sirva de escarmiento al protagonista de “Terminator” para aprender el significado de la palabra fidelidad.

Aunque se ha casado tres veces, la que mayor beneficio obtuvo de haber contraído nupcias con el intérprete de “Sweet Caroline” fue sin duda la ex productora de televisión Marcia Murphey, quien tras 25 años de unión y dos hijos, recibió alrededor de $150 millones finalizado su divorcio.

Lo más curioso del caso es que después de desembolsar semejante cantidad, Diamond aseguró que su ex era digna de cada centavo. Eso es a lo que llamamos un buen perdedor.

Aunque eran una pareja sólida para los estándares de Hollywood, el actor de “Indiana Jones” no pudo salvar su relación con la guionista Melissa Mathison. La pareja se separó y luego se volvió a reunir para finalmente solicitar el divorcio después de 17 años.

La tristeza de perder alrededor de $85 millones a manos de su ex esposa, el actor la superó rápidamente en los brazos de Ally McBeal, es decir, la actriz Calista Flockhart.

La presentadora argentina tuvo un escandaloso divorcio a finales de los 90’s, en el que tuvo que cederle unos $10 millones de su fortuna a su exesposo Huberto Roviralta ($1 millón por cada año que duraron juntos). Pero eso sí, ella se quedó con el perro, y antes de finalizado el divorcio la rubia también se desquitó arrojándole un cenicero en la cara a su ex.

Un poco más de dos años de matrimonio fueron suficientes para que la presentadora de Primer Impacto se embolsara alrededor de $3.7 millones de dólares el año pasado, tras su separación del reggaetonero. Después de semejante pérdida, el cantante sí que quedó “huérfano de amor”…y de efectivo.

Ellos siguen llevando las cosas amigablemente, y con mucha razón, especialmente considerando los $350 millones en fortuna que tuvieron que repartir tras su separación definitiva en 2012.