Investigan tuberías de gas de explosión en East Harlem

Informe señala la necesidad de renovar y reparar la red distribuidora de gas en NYC

Investigan tuberías de gas de explosión en East Harlem
Así lucían ayer los escombros amontonados de los dos edificios de Park Avenue destruidos por la explosión del miércoles.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

NUEVA YORK — Con Edison no ha revelado detalles de la investigación en curso. No se ha concluido si la explosión en East Harlem se originó por las redes de gas de los edificios, por una tubería madre que pasaba por debajo de Park Avenue, o si el estallido de una red afectó la otra. La tubería principal de gas de hierro fundido había sido instalada en 1887. Pero la renovación o mantenimiento de la misma no estaba en los planes de obras de la empresa de suministro de electricidad.

Los conductos principales son supervisados por la Oficina de Seguridad de Trasporte Nacional (NTSB) —con sede en Washington— que mandó un equipo para investigar.

“Queremos saber no sólo qué pasó, sino también por qué”, dijo Robert Sumwalt, enviado del organismo. El funcionario agregó que uno de los focos de la investigación está en revisar la manera cómo Con Edison maneja llamadas acerca de posibles fugas de gas.

Con Edison se desplazó a la zona inmediatamente después de la primera llamada de emergencia, pero llegó minutos después del desplome. Luego, algunos vecinos reconocieron que habían sentido olor a gas desde la noche anterior.

Justamente, a principios de semana, se había publicado un informe que hablada de la necesidad de renovar y reparar toda la infraestructura de la ciudad para lo que se necesitarían $47,000 millones. El reporte Caution Ahead (Precaución adelante) publicado por el Center for an Urban Future informó en lo relativo a las redes de gas que proporcionan un 65% de la calefacción de la ciudad y un 98% de la generación de energía. “El incremento de la demanda y los bajos precios del gas hacen que el sistema de distribución de gas deban ser mejorados y expandidos”, dice.

Con Edison maneja 2,223 millas de gas que sirven a 833,000 clientes en El Bronx, Manhattan y el norte de Queens. Sus redes tienen más de medio siglo de antigüedad y más de un 60% están compuestas de acero sin protección o hierro fundido propensos a que sufran filtraciones. Se reportó que Con Edison experimentó 83 fugas por cada cien millas del conducto principal en 2012. La corrosión fue responsable de un total de 427 de esos escapes.

National Grid sirve a 1.2 millones de clientes en Staten Island, Brooklyn y el sur de Queens y administra 4,128 millas de gas. El promedio de edad de los conductos es de 57 años. La compañía experimentó 45 fugas por cada cien millas y 68 fueron causadas por corrosión.

Los tubos que llevan el gas de los conductos principales a los individuales en cada edificio también experimentan fugas. Cabe destacar que National Grid ha reemplazado con diligencia los sistemas de distribución. Sólo 7% de estas redes fueron instaladas antes de 1960 y sólo cinco % son de acero y hierro sin protección.

Reemplazar una milla de vía principal de gas puede costarle a la ciudad entre $2.2 millones hasta $8 millones. Con Edison intenta reemplazar 30 millas de acero forjado por año, pero se requiere más prontitud, según el informe.

Extrañamente, el extenso documento no refirió un riesgo como el de la explosión ocurrida. La única preocupación que incluye es de orden ambiental. Dice que el 2 ó 3 % del gas que se escapa a la atmósfera puede influir al calentamiento climático.