Muere agente hispano de NYPD que intervino en fuego en Brooklyn

Dennis Guerra, de 38 años, había sido ingresado en el hospital Montefiore de El Bronx desde el domingo
Muere agente hispano de NYPD que intervino en fuego en Brooklyn
Rosa Rodríguez, la otra agente hospitalizada, continúa en estado crítico.
Foto: Archivo

Nueva York- El policía Dennis Guerra, uno de los agentes que acudió al incendio en Coney Island el domingo falleció de las heridas en el hospital Montefiore en El Bronx.

Guerra (38), padre de cuatro hijos, murió a las 6:50 a.m., un día después que los doctores le detectaron actividad limitada en el cerebro y de realizarle dos intervenciones quirúrgicas y era mantenido en respirador artificial.

Según una vocera del centro médico Montefiore, el cuerpo de Guerra fue transferido al hospital Belleview en Manhattan.

“Hemos perdido a un buen hombre… un policía valiente”, dijo de el alcalde Bill de Blasio refiriéndose al agente Guerra “Fue desinteresadamente hacia las llamas, hacia los que estaban en peligro, sin importar el riesgo para él. Es algo que nuestros oficiales de policía hacen todos los días. Es algo que nuestros socorristas hacen todos los días. Es algo que tenemos que apreciar cada día”.

Guerra, oriundo de Puerto Rico, junto a la agente Rosa Rodríguez (36) entraron al edificio ubicado en el 2007 de la avenida Surf, uno de los inmuebles de NYCHA en Coney Island, alrededor de las 12:40 p.m. del domingo.

Las autoridades arrestaron a Marcell Dockery (16) responsable de haber iniciado el incendio quemando un colchón en el pasillo del edificio, según sus propias declaraciones a la Policía, porque estaba aburrido.

El adolescente, que tiene una página de Facebook dedicada a su obsesión con el fuego, fue detenido sin derecho a fianza por el cargo de incendio premeditado e imprudencia temeraria. Ahora Dockery podría enfrentar cargos por homicidio.

Rodríguez continúa en el hospital Montefiore en condición crítica.

“Oramos para que todo joven que se entera de la trágica muerte del policía héroe Dennis Guerra y del sufrimiento de la agente Rosa Rodríguez y sus familias, se entera de que hay consecuencias mortales por las acciones insensatas”, dijo Patrick Lynch, presidente de la Asociación Benevolente de Policías.

Rodríguez (36), de padres dominicanos, continúa recluida en la unidad de cuidados intensivos del hospital Weill Cornell Medical Center en condición crítica pero estable gracias a un coma inducido y conectada a un ventilador, según se conoció extraoficialmente.

La mujer es madre de cuatro hijos de 18, 17, 8 y 7 años. Un allegado que prefirió no identificarse, la describió como una persona muy humanitaria, buena madre y amiga.