Republicanos tienen sólo 30 días para votar la reforma

Así lo advirtió el legislador Luis Gutiérrez, mientras grupos de activistas aumentan sus protestas en Washington
Republicanos tienen sólo 30 días para votar la reforma
El congresista demócrata Luis Gutiérrez, durante su discurso en el pleno de la Cámara Baja.
Foto: YouTube

Washington – Faltan 30 días legislativos para el receso por el feriado del 4 de Julio y la Cámara de Representantes debe votar de una vez la reforma migratoria, advirtió este martes el congresista demócrata de Illinois Luis Gutiérrez, mientras activistas pro-reforma continúan su campaña de presión en Washington.

“La oportunidad de evitar que el Partido Republicano se convierta en un partido regional, y no nacional, depende de lo que hagan los líderes republicanos en los próximos 30 días legislativos”, afirmó Gutiérrez durante un discurso en el pleno de la Cámara Baja.

Si los republicanos privan de “justicia, seguridad y dignidad” a los inmigrantes indocumentados que trabajan la tierra y cultivan las verduras que se consumen en EEUU, estarán a la vez privándose ellos mismos de cultivar un huerto en la Casa Blanca”, dijo Gutiérrez, en alusión a una victoria en las urnas que les permita regresar a la mansión presidencial.

Gutiérrez hizo esas declaraciones mientras sendos grupos mantienen la presión por la reforma en Washington. Un grupo de mujeres de la campaña “We Belong Together” seguiá este martes en el “Mall” el ayuno de 48 horas que comenzó el lunes, mientras que otro grupo de Arizona inició este martes una huelga de hambre frente a la Casa Blanca.

Gutiérrez y otros líderes demócratas, incluyendo la líder de la minoría demócrata de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, y la también legisladora californiana, Loretta Sánchez, visitarían al grupo de mujeres entre en las próximas horas.

Un tercer grupo, de la campaña “Ayuno por las Familias en todo EEUU” llegará este miércoles a Washington, poniendo colofón a una gira iniciada hace siete semanas y que recorrió más de 15,000 millas y más de 80 distritos de congresistas, la mayoría conservadores.

Este grupo se sumará al de las mujeres en ayuno y juntos marcharán hasta el Capitolio, donde entregarán cartas al presidente de la Cámara Baja, el republicano John Boehner, exigiendo un voto por la reforma migratoria.

Mientras, el Caucus Hispano, que reúne a 27 legisladores demócratas hispanos, entregará este miércoles al secretario de Seguridad Nacional un memorándum con una serie de opciones legales que tiene la Administración Obama para frenar las deportaciones de buena parte de los indocumentados, incluyendo la ampliación del “programa de acción diferida”.

La Administración Obama se mantiene a la defensiva ante críticas de que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) está deportando a indocumentados sin antecedentes criminales, y reafirma que la única solución permanente yace en el Legislativo.