Sí al Voto Popular Nacional

El Gobernador Andrew M. Cuomo firmó ayer una legislación que suma a Nueva York a la lista de estados que quieren tener un impacto para que Voto Popular Nacional sea la norma electoral en los comicios presidenciales.

Nueva York hoy en día representa 29 votos electorales. Bajo el plan Voto Popular Nacional, los estados se comprometen a destinar la totalidad de sus votos electorales al candidato que recibe la mayor cantidad de votos en todo el país. El acuerdo entraría en vigor sólo si los estados que se unen a este movimiento logran un total de 270 votos electorales. Hasta el momento ya suman 165 votos.

No queremos que se repita lo que sucedió en el 2000, año en el que Al Gore arrasó en el voto popular; sin embargo, George W. Bush terminó siendo presidente gracias a los votos del Colegio Electoral.

El sistema actual no es democrático. Necesitamos un método en el que el voto de cada persona cuente e impulse a los sufragrantes de estados históricamente demócratas o republicanos a ser parte de un proceso cívico con igualdad de condiciones.

En otras palabras, una vez que la Union Americana logre pasar esta ley, vamos a poder elegir a nuestro Presidente como un colectivo, basado en el que gane más votos emitidos en las urnas, y no a quien gane más estados.

El actual sistema segrega el poder y atención de las campañas presidenciales en los llamados “estados columpio” (swing states), como por ejemplo Iowa, New Hampshire y Penssylvania.

Como sociedad debemos exigir este cambio en aras de la verdadera democracia. El poder debe volver a la voz del pueblo y los políticos deben escucharla.