¡Hora de dormir!

Especialistas recomiendan no compartir cama con los recién nacidos
Sigue a El Diario NY en Facebook
¡Hora de dormir!
Muchas madres justifican dormir con sus hijos porque se sienten más tranquilas cuidando el sueño del menor.
Foto: Fotos: shutterstock

Cuando nuestros hijos cumplen un año de vida, muchas madres tomamos la decisión de crear una rutina para que los niños vayan a la cama.

Una tarea que no es nada fácil si consideramos que un estudio realizado por la Academia de Pediatría de Estados Unidos, reveló que el 27% de las mamás dormían en la misma cama con su retoño de 12 meses.

Y es que la opción de dormir con nuestros hijos tiene varios fundamentos: facilidad para amantar, calmarlos cuando están inquietos e incluso, por seguridad.

Muchas madres justificaron su decisión pues se sentían más tranquilas cuidando el sueño del menor y estando alerta frente a cualquier anormalidad como vómitos repentinos.

Pese a que entre las latinas esta tendencia es muy común, los pediatras recomiendan no dormir con ellos. Y para ser honestas, la mayoría no hacemos caso a estos consejos y preferimos dejarlos con nosotras.

Gisela Sanders sabe de esto pues sus dos hijos, Simón de 5 años y Natalia de 2, muchas veces duermen con ella.

“Mi marido viaja mucho así que aunque quiera tener una rutina con ellos, todo cambia cuando él no está en casa”, explica la mexicana. De hecho, confiesa que “con Simón casi logramos que se fuera a dormir solo cuando él tenía 3 años, pero llegó Nati y comenzamos todo de nuevo”.

Cada una tendrá sus razones del por qué prefiere dormir con su hijo, más que seguir las recomendaciones de especialistas, muchas nos dejamos llevar por nuestro instinto de madre.

La rutina de Gisela tiene un protagonista especial: su hijo Simón.

“Yo me acuesto en la cama de Natalia hasta que ella se duerma y mi hijo se acuesta muy a menudo en su cama, sobre todo cuando mi marido está de viaje”.

Detalla que sus cuartos no tienen puertas por lo que cuando alguno de sus hijos despierta durante la noche, hablan de una recamara a otra o incluso, ella se acuesta con ellos hasta el otro día.

Y aunque para muchas personas suena extraño esta especie de ritual, para la mexicana que lleva más de 12 años viviendo en Nueva York, es totalmente normal.

“Para mí no es un gran conflicto que duerman conmigo. Yo dormí con mi mamá hasta que llegué a la adolescencia”, explica.

Themis Brito, madre de dos hijos, está convencida que “la madre le transmite la seguridad que sólo se consigue con la experiencia” pues con Natalia, su hija menor, todo ha sido un poco más sencillo “aunque creo que cada bebé es diferente y mucho tiene que ver con su temperamento”.

La rutina que la periodista dominicana aplicó durante los primeros meses con sus retoños, fue la misma. Detalla que “los tuve en moisés durante los primeros meses y luego en cuna. Por el tema de la lactancia materna, los tuve en mi cuarto hasta los 8 meses” y confiesa que por lo mismo, un par de veces los llevó a su cuarto “pero no fue muy a menudo”.

Con Adrián, su hijo mayor, tuvo más problemas para hacerlo dormir solo. “Con él sufrí mucho para que se fuera a su habitación, principalmente porque siendo primeriza se te escapan muchas cosas. Con él, no tenía una rutina”. Con la menor, logró acomodarse con los horarios sin mayores complicaciones.

La Academia de Pediatría de Estados Unidos entrega algunos consejos para los padres y las rutinas de dormir de sus hijos menores de 12 meses.

  • Lo ideal es que los menores de un año no duerman en la misma cama que sus padres pero sí en el mismo cuarto.
  • Que el menor duerma de espalda. No aconsejan que duerma de lado.
  • Considerar lugares tranquilos para que el bebé duerma siesta. A la hora de dormir de noche, debe ser un lugar aún más relajado.