Recorte de fondos en agencia afecta a ancianos de NYC

La reducción de $55 millones en el Departamento de Personas Mayores ha causado una carencia de trabajadores sociales y de personal especializado en atender casos de abusos
Recorte de fondos en agencia afecta a ancianos de NYC
Los ancianos se quejaron que los recortes los privan de servicios básicos en los centros a los que acuden.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

NUEVA YORK — Cientos de personas de la tercera edad de todas partes de la ciudad, llegaron a la alcaldía ayer para pedir que se designen más fondos para el Departamento de Personas Mayores (DAFTA), la agencia municipal que financia centros para ancianos u otros servicios.

Los manifestantes se quejaron de que los recortes que ha enfrentado la agencia en los últimos siete años, un total de $55 millones, ha causado una carencia de trabajadores sociales en sus centros, y de personal especializado en atender casos de abusos contra personas mayores. También quieren que se expandan los programas de comidas a domicilios para ancianos que no pueden salir a los centros.

“Los neoyorquinos de la tercera edad son la población de mayor crecimiento de la ciudad que necesitan más que nunca los servicios que ofrece el Departamento de Personas Mayores“, declaró Bobbie Sackman del Council of Senior Centers, una organización que representa a más de 125 centros de ancianos en la ciudad. Ella dijo que varios de estos centros están en riesgo de cerrar por falta de fondos.

La demostración tomó lugar un día antes de que el alcalde Bill de Blasio presente la segunda versión de su presupuesto preliminar, de unos $74,000 millones, que anticipó en febrero.

A diferencia de su predecesor Michael Bloomberg, el alcalde no incluye mayores recortes a servicios vitales para las comunidades como bibliotecas o cuarteles de bomberos, la causa principal de las “danzas presupuestarias”, como se les conoce a las largas batallas entre el alcalde y miembros del Concejo cuando no logran llegar a un acuerdo.

Se espera que esta nueva versión incluya los pedidos del Concejo Municipal, que incluyen la contratación de 1,000 policías adicionales a un costo de $194 millones. El funcionario ha dicho que la contratación adicional no es necesaria.

Por el momento, se espera que se incluyan sus principales promesas de campaña: $8,000 millones que la ciudad aportará para la creación o preservación de 200,000 apartamentos asequibles, y $530 millones para financiar la expansión de la educación preescolar y programas extracurriculares. Además, incluirá los $4,000 millones que acordó pagarle al sindicato de maestros UFT por los próximos nueve años.

Lo que todavía falta por definir es de dónde provendrá el dinero para renovar los contratos pendientes con el resto de los 150 sindicatos, y para financiar el monto total de su ambicioso plan de vivienda.

Después que se presente la segunda versión del presupuesto, las negociaciones continuarán hasta junio, que es cuando el Concejo votará por su aprobación final.

Elsa Acevedo (99), puertorriqueña que reside en el hospicio de ancianos Throggs Neck Extended Care, en El Bronx.

“Está bien mal que recorten fondos a la agencia que le brinda servicio a los ancianos. En el hospicio nos dan muchos servicios, como comida, atención médica, ejercicios y entretenimiento, y si le quitan fondos al Departamento de Ancianos estos servicios seguro que los van a recortar y eso nos perjudicaría”.

Natividad Elías (75), puertorriqueña que reside en el hospicio de ancianos Throggs Neck Extended Care.

“A nosotros nos dan comida, medicina, tenemos un salón de juego, y nos hacen bailes y fiestas de cumpleaños, y si le recortan fondos al lugar en donde resido lo más probable es que estos servicios nos los reduzcan”.

Teresa Marrero (70), puertorriqueña residente en El Bronx, quien tiene a su hermano Virginio Ortiz (82) en el hospicio de ancianos Throggs Neck Extended Care.

“Mi hermano Virginio padece de epilepsia y, en el centro, le dan buena atención, y si bajan los beneficios que recibe el centro sería un problema, porque los servicios no serían iguales. En vez de quitarle fondos al Departamento de Personas Mayores, deberían aumentarlos”.

Restaurar fondos para la reapertura de 20 estaciones de bomberos.

Fondos para la implementación de la ley de días de enfermedad pagados.

$9.3 millones para restaurar el Departamento de Servicios para Desamparados (DHS), además de fondos para agregar más camas en los refugios municipales.

Fondos para la implementación del ID Municipal. Hasta ahora, hay $400,000 disponibles.

Fondos para reparaciones en edificios de NYCHA.

Lo que pide el Concejo:

$1,000 policías adicionales.

Almuerzos gratis en escuelas públicas (a un costo de $24 millones)

Expansión de empleos de verano para estudiantes.

Incremento de iniciativas anti-violencia por armas de fuego.

Más fondos para la Oficina de Asuntos para Veteranos.