Venezolanos piden a EE.UU. sanciones contra su gobierno

Casi 200 venezolanos fueron a la Casa Blanca para pedir sanciones al gobierno de Venezuela
Venezolanos piden a EE.UU. sanciones contra su gobierno
Venezolanos de diferentes estados de los Estados Unidos se dieron cita hoy en la Casa Blanca para pedir sanciones al gobierno de Nicolás Maduro.
Foto: Maria Peña

El Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes aprobó este viernes sanciones contra violadores de los derechos humanos en Venezuela, mientras centenares de venezolanos realizaron protestas frente a la Casa Blanca y la OEA.
El proyecto de ley, presentado por la legisladora republicana por Florida, Ileana Ros-Lehtinen impone sanciones contra funcionarios del gobierno venezolano señalados como violadores de los derechos humanos, en particular a raíz de las protestas callejeras iniciadas el pasado 12 de febrero.
Las sanciones incluyen prohibir que esos individuos puedan realizar transacciones de cualquier tipo en propiedades o intereses dentro de EEUU, y negarles o revocarles visas de entrada al país.
La medida, que contó con apoyo de demócratas y republicanos, tiene que ser aprobada en el pleno de la Cámara de Representantes y posteriormente en el Senado para convertirse en ley.
Para lograr que las sanciones se hagan realidad, cerca de 200 venezolanos provenientes de decenas de estados, incluyendo Florida, Delaware, y Virginia, se manifestaron hoy frente a la Casa Blanca y la Organización de Estados Americanos (OEA) para denunciar la represión que, según los activistas, lleva a cabo el gobierno del presidente Nicolás Maduro.
Ondeando banderas de EEUU y Venezuela, los manifestantes, entre éstos la actriz María Conchita Alonso y el alcalde de la ciudad Doral (Florida), el caraqueño Luigi Boria, cantaron el himno nacional de Venezuela y gritaron consignas contra Maduro. Con carteles que incluían mensajes de denuncia contra el gobierno, Alonso y el resto de los manifestantes criticaron en particular el arresto de 243 personas en Caracas el jueves, cuando las autoridades desmantelaron varios campamentos de grupos opositores.
“Queremos que haya un cambio de este gobierno dictatorial y venga uno que le dé más seguridad al país, y haya un programa económico que ayude a todos los venezolanos“, explicó Boria.
Los manifestantes, parte de la campaña “Viaje de Libertad” (“Trip to Freedom”), habían sido recibidos en el Capitolio por Ros-Lehtinen y el legislador republicano Mario Díaz-Balart, también de Florida, así como los demócratas Debbie Wasserman-Schultz y Joe García.