San Bernardino tampoco colaborará con ICE

El condado de San Bernardino se suma a los que se niegan a cooperar con las autoridades migratorias y suspende el programa 287g.

Guía de Regalos

San Bernardino tampoco colaborará con ICE
Ahora, si las autoridades migratorias quieren que les entreguen los indocumentados de San Bernardino, necesitarán la orden de un juez.
Foto: Getty

El sheriff del condado de San Bernardino anunció este viernes la suspensión inmediata de su colaboración con las autoridades migratorias por medio de su contrato 287g y ya no entregará a los detenidos que sean solicitados por ICE (Agencia de Inmigración y Aduanas), a menos que exista una orden judicial.

San Bernardino se convierte así en el primer condado del sur de California en tomar esta decisión, pero se suma a los de Sonoma y Santa Cruz, que tomaron medidas similares respecto a los “detainers” de ICE, órdenes de arresto que pedían retener a inmigrantes en las cárceles para ser entregados al gobierno federal cuando de otra forma hubieran sido liberados.

“A raíz de una reciente decisión de una corte en Oregon, quedó claro que las órdenes de ICE no establecen causa probable para mantener detenido a un individuo y es preciso que exista una orden judicial”, indicó el comunicado de SBSD. “Como resultado de ello, hemos suspendido el programa 287g hasta que se determine la autoridad de dichas órdenes”.

Activistas y organizaciones pro inmigrantes de San Bernardino reaccionaron positivamente al anuncio. “La decisión es un gran paso hacia el restablecimiento de la confianza entre el sheriff y nuestra comunidad, ya que el programa confundía la acción policial con la migratoria”, dijo Emilio Amaya, director de SB Community Services Inc.

Luis Nolasco, de la Coalición de Justicia para inmigrantes, dijo que las agrupaciones fueron informadas el miércoles por personal del sheriff de esta decisión. “Nos complace, porque será beneficioso para la comunidad. Muchas personas arrestadas por pequeñas violaciones que ni siquiera resultaban culpables terminaban en manos de inmigración”, indicó el activista.

Tres decisiones recientes de diversos tribunales han cuestionado la constitucionalidad de los llamados “ICE holds”, órdenes de detención de ICE que se envían a las cárceles locales para que determinados detenidos se mantengan encarcelados para entrega a las autoridades migratorias.

En Oregon, el caso Miranda-Olivares hizo responsable al condado por mantener detenida a una mujer en violación de la Cuarta Enmienda de la Constitución. En el caso Galarza, el circuito Tercero hizo lo propio, luego que un ciudadano de origen puertorriqueño cayera en una redada por error y luego fuera detenido bajo un “hold”.

La lista de condados y ciudades que toman este tipo de medidas sigue creciendo y ya supera los 45. Varios condados de Oregon y Colorado anunciaron lo propio en días anteriores y en la ciudad de Philladelphia se aprobó una ordenanza similar.

En los últimos dos años, ICE ha emitido cerca de 400,000 “detainers”, ordenes de retener a presos en cárceles locales . Estás órdenes tienen como objetivo mantener en prisión a personas que no tienen otro delito, han cumplido su condena si lo tienen o podrían salir bajo fianza, pero que ICE quiere mantener encerrados, alegando que son inmigrantes deportables.