Líder de mafia neoyorquina cumplirá cárcel por asesinato en 1993

Theodore Persico Jr., de la familia Colombo, fue sentenciado a 12 años de prisión después de haberse declarado culpable de un delito de conspiración para matar a Joseph Scopo
Líder de mafia neoyorquina cumplirá cárcel por asesinato en 1993
Durante la sangrienta guerra interna que sufrió la familia Colombo, Persico Jr. se alineó a su tío y jefe del grupo, Carmine Persico.
Foto: Archivo

NUEVA YORK – Un “capo” de la familia mafiosa Colombo fue condenado este jueves a 12 años de cárcel por ordenar, en 1993, el asesinato de un miembro de una facción rival durante la guerra interna que sufrió ese grupo mafioso en los años noventa en Nueva York.

Theodore Persico Jr., alias “Teddy Boy”, fue sentenciado hoy por una juez federal de Brooklyn, Sandra Townes, después de haberse declarado culpable de un delito de conspiración para matar a Joseph Scopo, miembro de una facción rebelde de la familia Colombo.

“Le aseguro que voy a hacer todo lo posible para no tener que volver a estar aquí (en el juzgado)”, dijo Persico Jr. a la magistrada una vez que leyó la sentencia, según detalla el periódico Daily News en su edición digital.

Durante la sangrienta guerra interna que sufrió la familia en los años noventa, Persico Jr. se alineó al sector que permaneció leal a su tío y jefe del grupo, Carmine Persico, mientras que Scopo se unió a los rebeldes capitaneados por Vittorio Orena.

En el verano de 1993, Persico obtuvo un permiso para salir de prisión y asistir al funeral de su abuela, y después de rezar ante el féretro se sentó en la capilla junto a otras tres personas para ordenador el asesinato, según reveló un testigo.

“Entonces Teddy nos dijo: ‘Tienen que ir por Joey (Scopo). Para que podamos terminar con esta guerra de una vez tenemos que acabar con Joey. Joey es el objetivo'”, aseguró Anthony Russo durante el juicio.

Unos meses después de esa reunión en la funeraria, Scopo fue asesinado a tiros a las puertas de su casa en el condado de Queens, y con su muerte se puso fin a la cruenta guerra civil en la familia Colombo, según recuerda hoy la prensa local.

Carmine “La Serpiente” Persico, de 80 años y una de las figuras históricas del crimen organizado neoyorquino, cumple condenas que totalizan 139 años que le fueron impuestas en 1986 y 1987 por diversos cargos relacionados por haber sido uno de los líderes de la mafia en la ciudad.