Él no se va a fijar en eso

Seis asuntos que te preocupan, antes de una cita, que no deberían quitarte el sueño
Él no se va a fijar en eso
No tienes que hacerle creer que sólo comes ensaladas. Disfruta tu cena.
Foto: shuttertock.

Son las dos de la mañana y no puedes dormir. Dando vueltas en la cama, no dejas de pensar en la cita que tendrás el viernes con el compañero de trabajo, con quien has estado fantaseando desde que llegó a trabajar a la oficina.

Tratas de planear cómo irás vestida. ¿Poco o mucho maquillaje? ¿Me visto casual o elegante ?

Las mujeres muchas veces nos preocupamos por detalles que los hombres ni siquiera notan. ¿Usaste una sombra de ojos que no combina con el vestido? ¿No tuviste tiempo de pintarte las uñas de los pies? No te preocupes, lo más probable es que tu pareja esté feliz con sólo tenerte a tu lado.

Relájate y disfruta la cita.

Compartimos una lista de preocupaciones que tenemos las mujeres, que no deberían serlo:

1. La ropa que llevas. Obviamente quieres lucir linda para tu cita, pero si escojes un par de skinny jeans que te cortan la circulación, o el dolor que te provocan las sandalias no te permite pensar, tu cita no será muy exitosa. Vístete cómoda, y trata de pasar un buen rato. Lo más probable es que tu pareja esté más interesada en lo que llevas debajo de la ropa.

2. Tu ropa interior. A todas nos ha ocurrido alguna vez. Justo el día que te invitan a salir, tienes puesta tus “granny panties” y para colmo, no combina con el corpiño, que de sexy, tampoco tiene nada. ¿Alguna vez te fijaste en la ropa interior de él? ¿Cuántos chicos que conociste llevaban la misma ropa interior que usaban en college? Cuando tu chico te invita a salir, no está esperando un desfile personal de Victoria’s Secret.

3. Cuánto comes. “No tengo mucha hambre, quizás una ensaladita”. Si te invitan a cenar, pide lo que normalmente pedirías. Tu chico no te encontrará más atractiva porque tengas poco apetito. Piensa que si la relación funciona y siguen viéndose, pronto se dará cuenta de cuánto te gusta comer. Además, cuando pides poca comida, terminas comiendo de su plato, y probablemente eso le moleste aun más.

4. Sin maquillaje. Los hombres no se dan cuenta de la mitad del maquillaje que llevamos puesto. Es posible pasar un momento inolvidable sin corrector, mascara o sombra.

5. Talla 4: Si tu compañero de cubículo te invita a salir es porque le atraes y le gusta tu personalidad. No conozco ningún hombre que se pregunte si tienes talle 4, 8 ó 12, antes de invitarte a salir. Nunca olvides que Marilyn Monroe, uno de los mayores símbolos sexuales, era talla 12.

6. Mani/pedi. ¿No tuviste tiempo de hacerte las uñas? ¿El esmalte de uñas de las manos no combina con el de los pies? Si la cita fue divertida, pasaron un buen rato y encontraron cosas en común, lo más probable es que te vuelva a invitar a salir.

Si un hombre deja de llamarte porque tus uñas no combinan, lo más probable es que no sea el hombre para ti –ni para nadie.