Pole dancing: ponte en forma y descubre tu lado sexy

Además de divertido, este entrenamiento ofrece ejercicio cardiovascular y de resistencia para quemar muchas calorías.

Pole dancing: ponte en forma y descubre tu lado sexy
El pole dancing es un ejercicio muy completo.
Foto: CL Society 330: Pole dance student por Francisco Osorio, disponible bajo Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/francisco_osorio / 12355502934/

Las mujeres en el mundo están adoptando una nueva forma sexy de perder peso con el baile del tubo o pole dance. A diferencia de otros tipos de ejercicio aeróbico, como correr o el spinning, el pole dance te ofrece un buen estado físico y la oportunidad de ser creativa.

Bailar, en general es una buena manera de quemar calorías, pero a diferencia de otras formas de danza, el pole dance integra entrenamiento cardiovascular y de resistencia.

Trabaja los músculos de todo tu cuerpo y específicamente, los de las piernas y muslos, especialmente en los cuadriceps y los glúteos. Recuerda que los brazos, los hombros y el torso soportan tu peso cuando estás colgada en el tubo. A medida que empieces a hacerte más fuerte, podrás disfrutar de una mayor estabilidad, equilibrio y postura al mismo tiempo que dominarás mejor tus movimientos.

Wendy Traskos, exgimnasta y bailarina go-go, es instructora de esta modalidad de ejercicio y afirma que muchas mujeres lo practican porque desean sentirse más cómodas consigo mismas y con sus cuerpos. Cuando lo realizan, se dan cuenta que también es un gran entrenamiento.

Después de la primera clase, la mayoría de las mujeres están más adoloridas que de costumbre, incluso si hacen ejercicio con regularidad, porque se ejercitan músculos que no se trabajan en otras disciplinas.

Por lo general, se comienza con una clase introductoria en la que se explican los movimientos iniciales y luego se enseña a trepar el poste. No es de extrañar que en las primeras clases se presenten algunos hematomas por la falta de costumbre.

Después de comprender lo básico, se aprenden maniobras más complicadas que pueden incluir giros, trabajo de piso y poses. Algunos estudios también ofrecen clases tentadoras de striptease y lap dance.

Los estudiantes usan ropa normal de entrenamiento, pero es aconsejable evitar pantalón largo ya que hace más difícil sostenerse en el tubo porque resbala. En la etapa inicial se pueden usar zapatos deportivos, pero una vez se conocen las bases del entrenamiento, se debe practicar con tacones hasta llegar a los de 6 pulgadas que usan las profesionales. Lo importante es que estés cómoda en todo momento.

Si deseas intentar esta modalidad para mantenerte en forma, busca una clase de principiantes en un gimnasio o estudio de danza en tu área. No hay nada qué temer, estarás rodeada de mujeres afines que quieren reír, divertirse y al mismo tiempo ponerse en forma.

El secreto del éxito del pole dance, es llegar a la clase con una mente abierta. ¡Ah, y no olvides tus zapatos de tacón alto!