Miles despiden a menor palestino

Violentos enfrentamientos durante funeral de joven asesinado
Miles despiden a menor palestino
Multitudinario fue el funeral del joven palestino Abu Khdair.
Foto: efe

Jerusalén

Al grito de “la sangre de los mártires nos redimirá”, miles de personas se congregaron ayer en el barrio de Suafat, en Jerusalén Este, para despedir a Mohamad Abu Jeider, el palestino de 16 años víctima el miércoles de una supuesta venganza de radicales judíos.

Bajo un sol abrasador, jóvenes enmascarados, ancianos, mujeres y niños acompañaron el cuerpo del adolescente, al tiempo que Egipto emprendió una nueva mediación para salvar el alto el fuego que el Gobierno israelí y el movimiento islamista Hamás alcanzaron en 2012.

Los radicales de ambos lados no parecen desear que haya un entendimiento.

“Haremos pagar a Israel por esto. La sangre de los mártires no es baldía”, proclamó Mohamed Al Fadi, un joven de este barrio palestino, escenario desde hace dos días de violentos choques entre jóvenes radicales y fuerzas antidisturbios israelíes.

Según la versión más extendida, horas antes el adolescente había sido obligado a introducirse en un coche que salió a gran velocidad por la calle central de Suafat, a cinco kilómetros del casco antiguo.

Imágenes de una cámara de seguridad de la zona grabadas a la misma hora de la desaparición muestran cómo dos individuos salen del automóvil y hablan con un chico, sentado en la acera, antes de introducirlo en el vehículo a la fuerza.

La Policía israelí ha abierto una investigación mientras que el presidente del país, Simon Peres, y el primer ministro, Benjamin Netanyahu, han condenado la acción e instado a los ciudadanos israelíes a la calma y la contención.

En las horas previas a la desaparición en Suafat, ocurrida poco después de que Israel enterrara a tres estudiantes judíos asesinados cerca de la ciudad palestina de Hebrón, una oleada de ataques a árabes se extendió por Jerusalén y la Cisjordania ocupada.

Desde que los cadáveres de los tres estudiantes judíos aparecieron, el gabinete de Seguridad israelí está dividido sobre la respuesta que debe dar a Hamás, al que acusa del triple asesinato: hay quienes hablan de mesura y quienes abogan por un ataque a gran escala