10 falsas acusaciones contra los niños migrantes

Tan encendido está el debate político nacional en torno a la inmigración, que ya no lo es: no hay discusión, solo recriminación.
10 falsas acusaciones contra los niños migrantes
Obama como diablo, mostrado en un diario egipcio, Al Wafd, en 2013.

En el tema de los Niños Migrantes – los miles de pequeños que cruzan solos la frontera, viniendo generalmente de Honduras, Guatemala y El Salvador, las diferencias son igual de absolutas.

Así, a los gritos, uno no se entiende.

Hé aquí algunos de los puntos de vista lanzados por los oponentes a los Niños Migrantes, puntos de vista generalmente llenos de malicia, cinismo, y sospechas de confabulaciones en el otro bando.

1. La llegada de los niños migrantes no es más que una estratagema sagaz y astuta de Obama para cambiar la demografía nacional contra los blancos e imponer una mayoría demócrata que dure 100 años al permitir el acceso de millones de votantes latinos.

La crisis, dicen, no es tal; en realidad es un operativo artificialmente creado por el gobierno en Washington de manera conspirativa y secreta, un operativo que afirman haber revelado.

El veterano activista antiinmigrante Lou Dobbs, hoy comentarista financiero de Fox News, dijo el 13 de junio en el programa de O’Reilly que la administración Obama está “orquestando”la crisis inmigrante “en coordinación”con los gobiernos de Centroamérica. “No cabe ninguna duda al respecto”, como lo relata Michelle Leung de Media Matters.

Agrega la comentarista del New York Post Michelle Malkin que la conspiración “es apoyada por una alianza tóxica de demócratas que buscan el voto étnico y republicanos de grandes empresas hambrientos de mano de obra barata.

Y Mary Fallin, gobernadora republicana de Oklahoma, dijo que “El gobierno de Obama sigue fallando en su deber de proteger nuestras fronteras y continúa promoviendo políticas que fomenten, en lugar de desalentar, la inmigración ilegal”.

De lo que se trata es, en efecto, dicen los opositores, que Obama “está volcando ilegales en las bases militares” (Dumping illegals on military bases).

2. El ingreso de los niños migrantes, al igual que sus padres, es peligroso porque ellos traen consigo enfermedades misteriosas para las que no existe cura, dicen los oponentes de los niños migrantes.

Así se expresaron entre otros, los animadores de noticias Marc Siegel y Elisabeth Hasselbeck de Fox News el 23 de junio. Algunos de esos males son la lepra y la tuberculosis resistente a los medicamentos, así como el sarampión, el dengue y la varicela.

Otra comentarista conservadora, Laura Ingraham, dijo que el 60 por ciento de los casos de la tuberculosis supuestamente importada por los niños migrantes es “fatal”.

La verdad es, obviamente, que incluso suponiendo que los niños lleguen enfermos, son vacunados en la frontera y sometidos a una intensa revisación médica. Léase aquí.

Es la ley.

3. Obama traiciona a los afroamericanos como él porque solamente está buscando invertir fondos para los ilegales en vez de solucionar sus problemas.

Lo afirma entre muchos otros la comentarista Patricia Dickson, aquí, para quien “el Presidente Obama y el partido Demócrata quieren arrojar por la borda a los afroamericanos a cambio de amnistía. A fin de quedarse en el poder, los demócratas descubrieron que no existe suficiente votantes negros americanos para mantenerlos en sus puestos”.

Una organización afroamericana conservadora, la Black American Leadership Alliance, dijo en junio pasado que “de acuerdo con numerosos estudios, los afroamericanos sufren de manera desproporcionada de la inmigración masiva y de la amnistía” (palabra clave usada en el campo republicano para designar la legalización de inmigrantes).

Y el reverendo afroamericano Jesse Lee Peterson, otro némesis del Presidente, fundador y presidente de la Brotherhood Organization of a New Destiny (BOND), afirma a quien lo escuche que Obama ha puesto “America” en ruinas por su política de “amnistía” a los “ilegales”.

Aquí se lo puede escuchar. Y ver.

Watch the latest video at video.foxnews.com

4. El dinero que el Presidente Obama está pidiendo al Congreso para hacer frente la crisis, es según los enemigos del mandatario, para que los ilegales jóvenes que cruzan la frontera se queden en el país, en lugar de, dicen ellos, ser deportados.. Está en CNS News, un sitio que publica “las noticias de derecha (o las noticias correctas), ahora mismo”,

Brittany Hughes dice allí que de los 3,700 millones de dólares pedidos por la Casa Blanca 1,800 millones se destinarán a vivienda y servicios médicos para los “illegal aliens”, “cuatro veces más que los 433 millones destinados a que la Patrulla Fronteriza fortalezca la frontera”.

“Eso es algo que tiene que terminar”, dice por su parte el reciente adalid de los antiinmigrantes, el senador y excandidato presidencial republicano John McCain a CNN, “y la mejor manera de hacerlo es tener aviones cargados de estos jóvenes que los devuelvan a su país de origen y sus familias”.

5. La solución es enviar las tropas a la frontera para impedir que crucen y enviar a los niños migrantes, y a todos los inmigrantes indocumentados, al otro lado, dicen los oponentes.

Si bien muchos republicanos moderados rechazan esta postura, es sin embargo parte del concepto militarista de la historia que esgrimen muchos conservadores populistas: envíen las tropas y todo se arregla. Como en innumberables conflictos bélicos que inició y dirigió este país.

En una entrevista, una vez más, con un programa de “noticias” en Fox News, el gobernador de Texas Rick Perry dijo el 10 de julio que en su reunión con el Presidente Obama el día anterior le dijo “Usted sabe, señor Presidente… usted puede solucionarlo, usted puede de manera unilateral hacer que el departamento de Defensa envíe esas tropas a la frontera… el Presidente debe entender que lo más importante que puede hacer es colocar a la Guardia Nacional en la Frontera”.

6. Son narcotraficantes y terroristas, afirman. Los chicos utilizan las llamadas telefónicas que generosamente les da Imigración en los centros de detención para – en lugar de hablar con sus padres – llamar a sus corredores de droga, dicen muchos en las redes sociales, en los programas de “talk show” ultranacionalistas y otros medios.

Así, una vez más, se expresa en Fox News Greta Van Susteren. Los niños están al servicio de los narcotraficantes o lo son, dicen; constituyen un peligro para la seguridad nacional y, por lo tanto, deben ser considerados como terroristas.

Y sigue diciendo Laura Ingraham en el mismo show de esa cadena que los inmigrantes crearán una más pronunciada e intensa actividad de pandillas criminales.

7. Paralelamente al intento de minimizar lo dramático de la situación – en donde decenas de miles de niños hacen su camino solos a Estados Unidos – los oponentes afirman que “no son todos niños, en absoluto, pero las imágenes de niños son útiles para despertar emociones y enturbiar las aguas políticas”.

SIGUE LA INFORMACIÓN DESPUÉS DE ESTAS IMÁGENES

8. Uno de los motivos de la llegada masiva de los inmigrantes es que creen erróneamente que no serán rechazados sino aceptados al cruzar el cerco. Pero los oponentes responsabilizan de ello, no a los coyotes que incitan así a una travesía peligrosa y futil, sino a “información falsa de Obama y de Univisión”; es un complot diseñado para traer más “ilegales”. Llegan porque les dijeron que Estados Unidos les dará “permisos”gratuitos, tanto a los menores como a los adultos que viajen con ellos.

SIGUE LA INFORMACIÓN DESPUÉS DE ESTAS IMÁGENES

9. Obama miente, afirman los oponentes a la llegada de los niños migrantes, al decir que ha deportado números récord de indocumentados, porque en tiempo de George W. Bush no se contaban aquellos que eran rechazados al llegar a este lado de la frontera y devueltos de manera inmediata.

Lo dice el sheriff Joe Arpaio en una entrevista a Fox News:

Según el testimonio del nuevo tipo de (la secretaría de) Seguridad Interna (se refiere a Jeh Johnson), él mismo admitió que cuando vienen y cruzan la frontera, solamente los arrojan al otro lado, pero los reclamas en los (números de) deportaciones, mientras que bajo la administración Bush y otros nunca se los incluía en las estadísticas de deportación”.

En realidad, afirman, la administración Obama “ha permitido que más de 70,000 inmigrantes ilegales con prontuarios criminales sean puestos en libertad en las calles en lugar de ser deportados”, dice Jessica M. Vaughan, directora de Estudios de Políticas en el Centro de Estudios de Inmigración.

10. Una vez más, los oponentes a la reforma esgrimen el más antiguo de los ataques contra los recién llegados. Los inmigrantes, dicen, les roban empleos a los “americanos”. Así lo afirma, ahora y siempre, el activista antiinmigrante Steven Camarota.

En suma, acusa la excandidata vicepresidencial y luminaria republicana Sarah Palin, “sin fronteras no hay nación. Obama lo sabe. Abrir las fronteras a una inundación de inmigrantes ilegales es deliberado... es momento de enjuiciar al Presidente.