Bella durante el embarazo

Qué hacer y qué no para lucir bien durante los nueve meses de espera

Guía de Regalos

Bella durante el embarazo
Hay varias dudas sobre el cuidado de la imagen de las mujeres embarazadas, entre ellas está la depilación de vellos.
Foto: Shutterstock

La mujer embarazada no tiene que despreocuparse de su apariencia personal. Al contrario, debe cuidarse más que nunca para contrarrestar los cambios que sufren la piel y el cabello en cada etapa del estado de gravidez.

¿Cómo hacerlo? Siguiendo los ritos habituales de la rutina de belleza, pero modificando aquellos que pueden afectar la salud del bebé.

Para darte una guía de qué hacer y qué no, entrevistamos a algunos expertos que contestaron a las preguntas más comunes que la mayoría de las embarazadas se hacen: ¿Me puedo pintar el cabello? ¿Me puedo rasurar? ¿Puedo depilarme? ¿Cómo evitar las manchas del embarazo? ¿Cómo evitar las grietas del pezón?

No hay estudios que demuestren que es peligroso o seguro pintarse el cabello durante el embarazo, asegura la Dra. Mónica Pérez, ginecóloga-obstetra del Centro Médico de Kaiser Permanente en Baldwin Park.

Pero, por lo regular, es mejor evitar pintar el cabello durante los primeros tres meses de la gestación, ya que a muchas mujeres les causa náusea los olores de los tintes.

Ya después se puede hacer, pero hay que tomar en cuenta que al igual que el resto del cuerpo, el cabello también es afectado por los cambios hormonales del embarazo.

Y como la piel de algunas mujeres se pone más sensible a ciertos productos durante esa época y algunos tintes pueden causar irritación, la ginecóloga aconseja “usar tintes naturales que estén hechos a base de plantas en lugar de químicos”.

Durante el embarazo, la piel de la futura mamá es mucho más sensible y tiende a irritarse con mayor facilidad.

Es recomendable evitar la depilación con láser durante este estado, ya que no existen estudios que evalúen su seguridad y se desconoce el efecto que pueda tener sobre el feto“, denota la galena.

En cuanto al afeitarse con un rastrillo, no existe contraindicación alguna. Sin embargo, debe hacerse “siempre y cuando la madre se puede balancear o sentar durante la acción del afeitado, para prevenir una caída”.

Y para evitar la irritación que a veces causa el afeitado con rasuradora, la experta dice que resulta beneficioso usar un acondicionador en lugar de cremas, geles o lociones para afeitar, ya que éste suaviza el pelo y lo hace más fácil de cortar a la vez que ofrece mayor humectación.

El uso de cera fría para depilarse el vello no está contra indicado, siempre y cuando se haga con una especialista en estética.

“Sin embargo, es mejor evitar el uso de cera caliente, ya que favorece la dilatación de los vasos sanguíneos y la aparición de varices”, aclara la galena. “Además, la piel suele estar más sensible en el embarazo a quemaduras o a lastimarse con el tirón de la cera caliente”.

Es mejor evitarlos por peligro de caídas, dice la doctora.

Otro aspecto negativo de estos baños de aceite es que el agua demasiado caliente puede causar cambios de presión arterial al pararse de la tina“.

Pero si la futura madre quiere usar la aromaterapia, es mejor que consulte primero con su médico.

Hay varias cosas que se pueden utilizar para evitar o sanar los pezones agrietados.

“Una de estas es la lanolina pura que se vende especialmente para ésto”, dice la doctora. “Se puede aplicar en los pezones después de haber amamantado al bebé”.

Otro remedio son las gasas de hidrogel que están hechas a base de agua o glicerina para humectar y proteger la piel.

Las compresas de agua y sal también son curativas, al igual que el masejearse el pezón con un poco de la misma leche materna