Fiscalía acusa de autosecuestro a doctora de Michoacán

La ginecóloga trató de llamar la atención de su expareja y familia por lo que planeó su plagio y se causó heridas

Fiscalía acusa de autosecuestro a doctora de Michoacán
La doctora presuntamente fue secuestrada, torturada y mutilada.
Foto: Imagen tomada de video

México.- A casi dos semanas de que se diera a conocer el presunto secuestro y tortura de una doctora en el estado suroriental de Michoacán, la fiscalía federal determinó que la profesionista planeó su plagio y se provocó las heridas con el objetivo de llamar la atención de su expareja y familia.

Así lo determinó la Procuraduría General de Justicia del estado de Michoacán, que acusa a la doctora de autosecuestro.

El pasado 6 de agosto la doctora fue “rescatada” de una casa de la ciudad de Zamora, Michoacán con presunta heridas en senos y vientre, además de que al parecer sus supuestos secuestradores le habían mutilado dos dedos de la mano izquiera y obligada a escribir un mensaje para sus colegas que particiaron en una mala paxis de parto donde el bebé murió,

El procurador estatal, José Martín Godoy, dijo que la investigación reveló que la doctora planeó su propio secuestro como una manera de llamar la atención de su pareja y de su familia.

La ginecóloga tuvo varias contradicciones en sus declaraciones y le fueron “detectadas diversas anomalías sicológicas”, indicó en una conferencia de prensa.

Godoy Castro, dio a conocer que para concluir el caso, la dependencia a su cargo recabó 28 declaraciones, efectuó 15 dictámenes periciales en materia de medicina, psicología, criminalística e informática, así como 10 inspecciones ministeriales.

Señaló que para establecer como un montaje el supuesto hecho ilícito, las autoridades determinaron que la doctora en cuestión sufre graves desequilibrios psicológicos.

Al realizarse las investigaciones, se pudo establecer que tras sostener una discusión con su expareja, la doctora viajó con rumbo a la ciudad de México en donde planeó el autosecuestro.

Indicó que allí fue donde adquirió un chip telefónico con el que realizó llamadas a su expareja a Minatitlán, Veracruz, pidiéndole ayuda, además de que adquirió en una ferretería el material necesario para autoinfligirse las mencionadas cortaduras.

Al ver que su estrategia no funcionó, la doctora regresó a la ciudad de Zamora en donde se amarró, encadenó y pintó en una pared de la casa una leyenda contra los ginecólogos del IMSS, donde finalmente fue localizada.

Godoy Castro declinó dar detalles sobre la situación legal de la profesional de la medicina, y sólo agradeció a las autoridades del estado de Veracruz y del IMSS para el esclarecimiento de los hechos.