Broner, camorrista urgido de aplausos

El pugilista agotó los adjetivos sobre lo que le va a hacer su rival y de paso le lanzó dardos venenosos al argentino Lucas Matthysse
Sigue a El Diario NY en Facebook
Broner,  camorrista urgido de aplausos
Adrien Broner. Foto: Getty Images / archivo

jairo.giraldo@eldiariony.com

Desde los años del legendario Aaron Pryor, el inolvidable “Halcón de Cincinatti”, han pasado muchas cosas en esta ciudad de Ohio en términos de boxeo. Apareció y se fue como llegó, el “Fantasma” Pavlik, por ejemplo. Pero nunca habían tenido al alcance un personaje tan ruidoso, tan necio en el uso de la palabra y tan impresentable como Adrien Broner.

“El Problema” es el dueño del show esta noche allí en su tierra, en el U.S. Bank Arena, Cincinnati, cuando enfrente a un ignoto Manuel Taylor quien entre otras cosas tiene una derrota ante Chris Algieri, el rival de Manny Pacquiao en China.

Fiel a su costumbre Broner agotó los adjetivos sobre lo que le va a hacer su rival y de paso le lanzó dardos venenosos al argentino Lucas Matthysse quien es el coestelar de esta noche frente al mexicano Roberto Ortiz.

Este es el verdadero fondo del tema, ya que salvo una sorpresa, Broner y Lucas deben ganar, y entonces pelearán entre ellos. Mundo pícaro y predecible este del boxeo, pero se vale.

Así las cosas, nadie nos salva de un Matthysse- Broner, que contrario a lo que muchos piensan puede ser un buen pleito. Es verdad que Broner recibió una paliza fenomenal ante “Chino” Maidana, pero eso fue en los welter, cuando Broner se infló comiendo hamburguesas hasta pesar 147 libras y autoproclamarse sucesor de Floyd Mayweather.

Después de esa mala experiencia en los welters dio un paso atrás y ahora en las 140 puede ser rival de respeto para cualquiera que no se llame Danny García.

Lucas está tan urgido de una gran victoria, como Broner, porque será la única manera de poner sus nombres de nuevio en lo alto de las grandes carteleras.

Cotto hace suma$$$$$

En la recta final de su carrera, Miguel Cotto sabe que de aquí al final el asunto es sumar y paraeso nada mejor que la bondad del mercado.

Y para eso nada mejor que los 120 millones de mexicanos que apoyan a rabiar a sus peleadores y compran sus peleas. Ahora Cotto pone en lista a “Canelo”, lo cual era previsible, que pasara después de vencer a “Maravilla” Martínez. Lo que suena a “me lleno la mochila antes de irme” es poner a Juan Manuel Márquez en el radar. Cotto viene de pelear en 160 libras y el “Dinamita” nunca pudo pelear arriba de 143 y recientemente lo ha hecho en 140.

Es lo que hay si no aparecen Mayweather o Pacquiao para una revancha, Cotto se va a fajar primero con Márquez y después con “Canelo”.

Nos acordamos de:

MAX SCHMELING

La primera gran “Esperanza Blanca” fue un gran boxeador que peleó hasta los 43 años y dejó un récord de (56-10-5 y 40 KO’s) con 70 peleas en los pesados entre 1924 y 1948. Su victoria sobre Joe Louis en 1936, en el Yankee Stadium es un clásico. Vivió 100 años (entre 1905 y 2005).

Ya nadie lo recuerda… nosotros sí..