Visitan el país dos de los posibles candidatos presidenciales

Se perfilan para compertir por la candidatura de sus partidos

México

Hillary Clinton y Chris Cristie, de los partidos Demócrata y Republicano respectivamente, coincidieron en México. No físicamente sino en posicionar un lado amable hacia el fenómeno migratorio y el reconocimiento del nuevo potencial de México tras las Reformas de Estado.

El gobernador de Nueva Jersey, quien cerró su visita de tres días al país, declaró en Puebla que en su gobierno “toma muy en serio los derechos de las personas que llegan a nuestro estado” y prometió “compasión” con los niños migrantes que pudieran encontrarse dentro de su jurisdicción.

Chirstie recordó su papel a favor de las leyes por la comunidad inmigrantes como el “New Jersey Dream Act”.

La iniciativa, que fue aprobada por la legislatura estatal y promulgada por él en 2013, que permite a los estudiantes indocumentados que residen en el estado y cumplen con ciertos requisitos, pagar colegiaturas como residentes en instituciones de educación superior públicas del estado.

Por su cuenta, Hillary Clinton, quien visitó la capital mexicana como oradora en un evento organizado por el magnate Carlos Slim, anunció aquí será a principios del próximo año cuando defina si buscará o no la candidatura de su partido para 2016.

De paso, en reunión con el presidente Enrique Peña, reconoció que la transformación demográfica en ambos países (en EEUU 17% de los votantes son de origen latino) es una oportunidad para “impulsar el capital humano y la igualdad de género”.

La exprimera dama que perdió en 2008 la candidatura demócrata frente a Barack Obama, declaró que ve en México “un futuro brillante” por los cambios que ha tenido en la economía que deberá consolidarse con las nuevas generaciones .

Por su parte, sobre las transformaciones “positivas” que se ven en el país, Christie dijo, que “seis millones de trabajos en Estados Unidos dependen de nuestro comercio con México”