Marcelo Claure: «Estamos probando el alquiler para el iPhone 6»

El nuevo presidente de Sprint quiere cambiar la forma de comercializar celulares y hacer atractiva la operadora
Marcelo Claure: «Estamos probando el alquiler para el iPhone 6»
Marcelo Claure es el primer hispano que preside una gran compañía de telecomunicaciones en EEUU.
Foto: Gerardo Romo

Presidente ejecutivo de Sprint desde el 11 de agosto. Fundador de Brightstar. Nacido en La Paz, Bolivia, en 1970.

Marcelo Claure acaba de tomar las riendas de la operadora Sprint, que lleva tiempo perdiendo clientes. Su misión es darle la vuelta. Claure, un hombre con talla de jugador de baloncesto, es directo al hablar. Fundó Brightstar en 1997, ahora una multinacional en servicio wireless, y la vendió a Softbank, accionista mayoritario de Sprint. Forbes le calcula una fortuna de unos mil millones. La primera pregunta es suya. ¿Hablamos en inglés o español? (español)

¿Cuál es su primera misión en Sprint?

Tener una mayor cantidad de clientes que vengan Sprint y parar a los que se van.

¿Qué números quiere ver cada trimestre?

Hemos perdido 400,000 clientes en los seis primeros meses del año y el objetivo número uno es llegar a cero pérdidas. El día que lo logremos habremos cambiado la dinámica de la empresa. Los 32,000 empleados de Sprint saben que nos vamos a medir solo por eso

¿Cómo se va a parar la pérdida de clientes?

Siendo claro en el valor que proveemos al consumidor. Cuando llegué a Sprint [era consejero desde enero] nuestra propuesta de valor estaba totalmente errada, muchas veces éramos el operador más caro y nuestra red estaba en transición.

¿Hoy no?

Hoy tenemos una red nueva, competitiva con gran ancho de banda y las nuevas ofertas son mejores que las de la competencia. Hemos tenido un par de días en los que hemos tenido más clientes viniendo a nosotros que a otros operadores y eso no había pasado en años. Es el comienzo pero llevo semanas en el trabajo y ya hemos hecho cambios.

¿Se va a cambiar el servicio en las tiendas, un poco en la línea de lo que ha hecho Apple?

Apple no podría tener las tiendas que tiene si no tuviera un producto ganador. Nosotros tenemos que enfocarnos en dar valor a los consumidores y hemos comenzado a innovar en varias áreas. Por ejemplo, además de tener hoy los mejores precios hemos cambiado cómo hacerse con un teléfono. Lo puedes comprar, lo puedes financiar, como con las otras operadoras, y lo puedes alquilar. Esto es algo que jamás se había hecho. Por $70 al mes puedes tener un iPhone 6 con plan ilimitado y después de dos años, lo compras o lo devuelves.

¿El alquiler es solo para el iPhone 6?

Sí, lo estamos probando. Si funciona, en el futuro lo llevaremos a otros productos.

¿Y cree que los clientes quieren dejar de pensar en su celular como propiedad?

Pero, ¿qué haces después de dos años con un celular? Ya no sirve. Todos queremos la última tecnología. Con un plan de $70 con el último iPhone, todos los datos, voz y texto ya tienes un plan mejor que cualquiera. Para una familia de ingresos medianos es una fuerte rebaja. Y podemos hacerlo porque tenemos la banda ancha para ello.

¿Es verdad que el primer día de trabajo se fue a ver a Tim Cook (presidente de Apple)?

Sí. Antes de ir a ver a mis empleados. Es importante tener alianzas. Era muy importante para nosotros ser parte del lanzamiento del iPhone 6. Con buenas alianzas se puede crecer exponencialmente.

¿Cómo se da la vuelta a una compañía como Sprint con una dinámica complicada desde hace años?

Siendo honesto. Uno tiene que identificar los problemas y ser honesto para resolverlos. Creo que lo he sido con los empleados al decirles que para poder mejorar tenemos que recudir los costos. Tenemos que admitir lo que funciona y lo que no, entender las debilidades para mejorar y las fortalezas para explotarlas. Ese es un buen comienzo.

Viene con entusiasmo.

Mucho. Con muchas ganas. Soy un poco diferente a otros presidentes en el sentido de que esto lo hago no porque necesite el dinero. Lo hago porque el reto es fascinante. Éste es el mercado más importante del mundo, la tercera mayor operadora, con 30,000 empleados y buenos activos. Esto me motiva.

Estar al frente de una gran empresa es para Claure “el doble de responsabilidad que para una persona no hispana”. Hay muy pocos hispanos dirigiendo grandes compañías.

“Espero hacer un buen trabajo. Si lo logro abrirá las puertas a muchos porque tenemos que demostrar que somos tan capaces como otros”.

Claure dice que ve cada vez mejor a la comunidad: “Hace 10 años había gente a la que le daba vergüenza decir que era hispano y pretendía no hablar español. Hoy día estamos orgullosos de ser latinos. Creo que vamos por muy buen camino pero en la vida, todo es un proceso”.