¿Por qué hay mujeres que perdonan a la pareja que las golpea?

Muchas mujeres sufren violencia física y además protegen a su pareja para que no se les pida cuentas
¿Por qué hay mujeres que perdonan a la pareja  que las golpea?
Entre 7y 10 es el número de veces que una mujer intenta abandonar a su pareja antes de hacerlo definitivamente.
Foto: Shutterstock

“Quitarle al hombre que amo algo en lo que ha trabajado tanto durante toda su vida solo para ganar ratings es horrible. Nadie sabe el dolor que los medios y las opiniones no deseadas del público le han causado a mi familia. Hacernos revivir un momento en nuestras vidas del que nos arrepentimos todos los días es algo horrible. ¡Esta es nuestra vida! Por qué no lo entienden”.

Estas fueron algunas de las palabras que Janay Palmer —esposa del jugar de fútbol americano Ray Rice— escribió en su cuenta de Instagram.

Justo un día después de que TMZ Sports revelara un video donde se ve al corredor estelar de los Ravens de Baltimore propiciándole un golpe en el rostro que la dejó tirada en piso, completamente inconsciente.

El incidente —ocurrido el pasado 15 de febrero en un ascensor de un casino en Atlantic City— puso de nuevo al descubierto el virus de la violencia doméstica que todavía sigue muy vivo en nuestra sociedad.

Y más aún, puso en evidencia la posición de apoyo y defensa que muchas mujeres abusadas toman hacia su pareja perpetradora.

Como mujer, la reacción de Palmer me dejó completamente desconcertada y me puso a buscar respuestas a esta pregunta: ¿por qué hay mujeres que toleran el abuso y defienden y excusan a su agresor?

“Sabemos que la relación de pareja no es algo simple, porque ella envuelve amor, hijos, finanzas… Y es por eso que cada caso de violencia doméstica tiene su propia razón”, responde Norma Amezcua, directora de la Línea de Emergencia Nacional de Violencia Doméstica (The National Domestic Violence Hot Line, TNDVHL), una organización que por casi dos décadas proporciona —a nivel nacional— servicios y apoyo a las víctimas de violencia doméstica.

Sin embargo, Amezcua resalta las razones más comunes por las cuales las víctimas de la violencia doméstica excusan o aceptan la situación.

“Puede ser que el perpetrador la amenace con quitarle a los hijos, si es que hay hijos en común, o quitarle la vida si lo deja o abandona el hogar. Puede ser que la mujer no se sienta capaz de mantenerse económicamente por sí sola, o que no cuente con un apoyo familiar”.

La experta explica que es una situación complicada porque estamos hablando de una mujer que ve en el perpetrador a la persona que quiere, que es el padre de sus hijos y con quien decidió compartir presente y futuro.

“Por ello no hay que juzgar ‘a priori’ a la mujer maltratada que le cuesta dejar a su pareja abusadora”, asienta la directora de TNDVHL, quien tiene casi dos décadas trabajando en casos de violencia doméstica.

Esta actitud de tolerancia, denota la socióloga, podría estar también ligada al hecho de que uno de los momentos más peligrosos en una relación manchada por el abuso está en el instante cuando la víctima decide dejar al agresor.

“Es en el momento [del abandono] cuando más se presentan los homicidios relacionados con la violencia doméstica”, resalta Amezcua.

Imelda Talamontes, coordinadora de servicios latinos de la organización Peace over Violence (POV), señala que los factores de “finanzas y fama” influyen también en aquellos casos sonados donde a la mujer le cuesta dejar una relación donde hay evidencias de violencia doméstica.

“Para no manchar la imagen de la persona pública, perder su posición social o económica, la mujer por lo regular se siente emocionalmente culpable y busca siempre una excusa”, sostiene la trabajadora de POV, que por más de cuatro décadas viene ofreciendo servicios de referencia, consejería, grupos de apoyo y clases de defensa personal a mujeres víctimas de violencia doméstica o asalto sexual.

Para la psicoterapeuta Romi Torres-Wards, con consulta en el condado de Los Ángeles, la mujer que tolera la violencia doméstica está atrapada en el círculo vicioso de esta clase de abuso.

“Generalmente vemos que la mujer que acepta el maltrato ha sido víctima del abuso físico, verbal o emocional, ya sea de uno de ellos o los tres a la vez”, explica la terapeuta de individuos, familia y parejas. “Y, obviamente, en cada uno de estos casos siempre sobrepesa el factor de la baja autoestima, la esperanza y las promesas “.

Y es que tras un acto de agresión doméstica, Torres-Wards asegura que siempre vienen las promesas de que “nunca más va a volver a suceder” o “voy a cambiar”. Y, la verdad, es que ésto nunca sucede, porque “el que pega una vez lo vuelve a hacer. Un golpe no sucede una vez, sucede una y otra vez”.

Pero para entender ésto, “la mujer abusada necesita de siete a 10 episodios de grave violencia para tomar finalmente la determinación de dejar a la pareja abusadora y entablar ante la ley una demanda”, señala la psicoterapeuta.

Lamentable, la mujer que se acostumbra a ser una víctima de la violencia doméstica atraerá siempre a su vida hombres abusadores, y tras su “modus vivendi” corre el riesgo de convertirse en un caso más en las estadísticas de las mujeres que cada año terminan asesinadas a manos de quien supuestamente más las amó

En estos lugares te pueden ayudar si eres víctima de violencia doméstica:

  • Línea de Emergencia Nacional de Violencia Doméstica (The National Domestic Violence Hot Line): 1-800-799-7233

En Los Ángeles

  • Peace over Violence: (310) 392-8381 y (626) 793-3385
  • Su Casa-Ending Domestic Violence: (562) 402-4888
  • East Los Angeles Women’s Center: (323) 526-5819
  • California Women’s Law Center: (323) 951-1041
  • Domestic Violence Center of Santa Clarita Valley: (661) 259-8175

En Nueva York

  • Línea Informativa sobre Violencia Doméstica y Sexual del Estado de Nueva York (en español): 1(800) 942-6908
  • SEPA MUJER: (631) 650-2307
  • Coalición contra la Violencia Doméstica en Suffolk: (631) 666-8833. Atención las 24 horas. Oficina: (631) 666-7181