Cadena perpetua en Pennsylvania para pareja de asesinos de Craiglist

Miranda y Elytte Barbour se declararon culpables, en agosto pasado, de asesinato en segundo grado por la muerte de Troy LaFerrara
Cadena perpetua en Pennsylvania para pareja de asesinos de Craiglist
Miranda Barbour (19) y su esposo, Elytte (22), indicaron a la Policía que cometieron el crimen porque tenían ganas de matar a alguien.
Foto: Archivo

Una pareja de recién casados que admitieron haber asesinado a un hombre en Pennsylvania con quien establecieron contacto por Craiglist fueron sentenciados este jueves a cadena perpetua sin libertad condicional.

La cadena CBS reportó que la determinación se tomó luego de que los acusados se declararan culpables, en agosto pasado, de asesinato en segundo grado por la muerte de Troy LaFerrara (42), como parte de un acuerdo que los eximía de enfrentar la pena de muerte.

// <![CDATA[var p = new anv_pl_def(); p.config = {}; p.config.width = 640; p.config.height = 360; p.loadVideoExpressV3('eyJ1cGxvYWRfaWQiOiJleHByZXNzLTE0MTEwNzMwNzU2MDUiLCJ2aWRlb190eXBlIjoiMSIsInNyY19pbWFnZV91cmwiOiJodHRwOi8vbWVkaWEyLndwdHYuY29tLy9waG90by8yMDEzLzEyLzA4L0VseXR0ZV9hbmRfTWlyYW5kYV9CYXJib3VyX19OZXdseXdlZF9jb3VfMTE1NjA1MDAwMF8yMDEzMTIwODA3MzcyOV82NDBfNDgwLkpQRyIsImRlZl90aXRsZSI6IkVseXR0ZSBhbmQgTWlyYW5kYSBCYXJib3VyOiBOZXdseXdlZCBjb3VwbGUgbXVyZGVycyBtYW4gbHVyZWQgdmlhIENyYWlnc2xpc3QiLCJ0aXRsZSI6IkVseXR0ZSBhbmQgTWlyYW5kYSBCYXJib3VyOiBOZXdseXdlZCBjb3VwbGUgbXVyZGVycyBtYW4gbHVyZWQgdmlhIENyYWlnc2xpc3QiLCJkZWZfZGVjc3JpcHRpb24iOiIiLCJwdWJsaXNoZWRfdXJscyI6W3siZm9ybWF0IjoibXA0OyIsImVtYmVkX3VybCI6Imh0dHA6Ly9tZWRpYTIud3B0di5jb20vdmlkZW8vYW52YXRvLzIwMTMvMTIvMDgvRWx5dHRlX2FuZF9NaXJhbmRhX0JhcmJvdXJfX05ld2x5d2VkX2NvdV8xMTU2MDUubXA0IiwicHJvdG9jb2wiOiJodHRwOiIsImNkbl9uYW1lIjoiQWthbWFpIiwia2JwcyI6NTAwfV0sImNhcHRpb25zIjpbeyJsYW5ndWFnZSI6ImVuIiwiZm9ybWF0IjoiREZYUCIsInVybCI6Imh0dHA6Ly9tZWRpYTIud3B0di5jb20vdmlkZW8vYW52YXRvLzIwMTMvMTIvMDgvY2FwdGlvbnMvRWx5dHRlX2FuZF9NaXJhbmRhX0JhcmJvdXJfX05ld2x5d2VkX2NvdV8xMTU2MDUwMDAwLmRmeHAifV0sInRzX3B1Ymxpc2hlZCI6IjIwMTNfMTJfMDgifQ==|1000011|SPS');//

Miranda Barbour (19) y su esposo, Elytte (22), indicaron a la Policía que cometieron el crimen, el pasado 11 de noviembre, porque tenían ganas de matar a alguien. .

La pareja de North Carolina se mudó a Pennsylvania, aproximadamente, tres semanas antes de conocer a LaFerrara, quien respondió a un mensaje en el sitio web de clasificados en el que se ofrecía un encuentro sexual con una mujer.

De acuerdo con las autoridades, el día de los hechos, los acusados se encontraron con la víctima en un centro comercial de Selinsgrove, y lo trasladaron a Sunbury. En un área de estacionamiento, la mujer le asestó más de 20 puñaladas, mientras su pareja lo estrangulaba desde el asiento trasero.

En una entrevista desde la prisión con el diario local The Daily Item luego del crimen, Miranda se atribuyó responsabilidad en al menos 22 muertes. Según dijo, se inició en los asesinatos en serie a los 13 años como parte de un culto satánico.

Las declaraciones realizadas en febrero pasado llevaron a que agencias como el Buró Federal de Investigación (FBI) iniciara una pesquisa. Sin embargo, las autoridades no han revelado detalles sobre el desenlace de las alegaciones.