Confinamiento solitario de Rikers Island enciende debate en Concejo

Las cárceles han estado en la mira de las autoridades por recientes casos de abuso contra reos
Confinamiento solitario de Rikers Island enciende debate en Concejo
Rikers es el sistema penitenciario municipal más grande de la nación.
Foto: Archivo

El comisionado del Departamento de Correcciones (DOC), Joseph Ponte, recibió fuertes críticas el miércoles por concejales durante una audiencia pública sobre el trato que reciben los adolescentes detenidos en la cárcel de Rikers Island.

Las quejas se centraron en la decisión de Ponte de ascender al oficial William Clemon a Jefe de DOC, a pesar de estar vinculado con un reporte donde se omite información sobre incidentes violentos dentro del centro. Rikers es el sistema penitenciario municipal más grande de la nación. Las cárceles han estado en la mira de las autoridades por recientes casos de abuso contra reos.

“No entiendo cómo puede atenerse a su decisión”, dijo la presidenta del Concejo Melissa Mark Viverito, quien tildó a Clemon de “incompetente”. Ponte respondió que el funcionario ha contribuido mucho al mejoramiento de las cárceles.

Clemon, quien no estuvo presente en la audiencia en el Concejo, es ahora el uniformado de más alto rango en el sistema de cárceles de la ciudad.

La concejal Elizabeth Crowley (D-Queens), quien preside la comisión que supervisa las cárceles municipales, dijo que Clemon “no tuvo agallas” para enfrentar sus cuestionamientos.

Otro que no estuvo presente fue Norman Seabrook, el presidente del sindicato que representa a oficiales de la correccional, Correction Officers Benevolent Association (COBA). Sin embargo, en su testimonio leído por un representante, Seabrook defendió la “segregación punitiva” como castigo para detenidos violentos. “¿Que harán con un detenido que le corte la garganta a otro detenido o a un oficial?, cuestionó el presidente. El funcionario también criticó que concejales estén pidiendo sacar a adolescentes detenidos de Rikers.

En agosto, fiscales federales emitieron un reporte que encontró que el confinamiento solitario es un castigo “excesivo e inapropiado”. Como resultado, Ponte anunció el mes pasado su decisión de eliminar la practica comenzando a finales de 2014.