Ten cuidado con las dietas ‘crash’

Antes de hacer una de esas famosas dietas rápidas o extremas para bajar rápidamente de peso, entérate de sus peligros
Ten cuidado con las dietas ‘crash’
Realizar una dieta "crash" puede dañar tu salud y no te enseña a alimentarte de forma saludable.
Foto: Shutterstock

¿Quieres bajar de peso rápidamente? Si es así, de seguro que ya escogiste alguna de las llamadas dietas “crash” para perder esas libras de más que tienes en pocos días o unas semanas.

Pero, ¡cuidado! Antes de comenzarla te explicamos en qué consisten estas dietas y cómo dañan la salud.

“La primicia de las dietas ‘crash’ es que te prometen perder mucho peso en poco tiempo, y de ahí es que hay 500 mil de éstas”, explica la nutricionista registrada Claudia González, con práctica en Miami, Florida.

Los pros:

La única ventaja que tienen estas dietas es la de perder peso en pocos días para el objetivo que se quiere (como lucir delgada en el día de la boda, vestir el traje de coctel que tanto nos gusta, etc.), dice la dietista, quien denota a la vez que esta pérdida de peso es súper temporal ya que el “peso que se perdió se recupera así de rápidamente como se bajó”.

Por eso la experta en nutrición dice que estas dietas crash a la larga no dejan nada, ya que además de volver a subir de peso “no te enseñan a comer de forma saludable para obtener un peso saludable”.

Los contra:

El único beneficio que presentan estas dietas es súper cuestionable ante el sinnúmero de desventajas que presentan para la salud.

A continuación, González explica los peligros que se presentan en tres dietas “crash” muy populares.

En esta dieta —últimamente entre jovencitas, actrices y modelos—, lo único que se come por tres o cuatro días son copos de algodón mojados en cualquier tipo de jugo.

“Esta práctica es peligrosísima”, resalta la nutricionista registrada González. “Te puedes asfixiar o se te puede crear una obstrucción intestinal que necesite una cirugía inmediata”.

Además de estos peligros, la persona queda débil por la carencia de nutrientes.

En esta dieta, muy parecida a la famosa dieta la sopa (en la que se toma una sopa de vegetales y cebolla), se toma por 36 horas solamente agua (o sopa) y a determinadas horas de la exposición del sol.

“Con esta dieta se baja de peso por pérdida de agua, pero con el grave problema de la pérdida de la densidad muscular, algo que nadie quiere perder”, explica González.

Esto se debe a que en este tipo de dieta crash se practica sólo el consumo de 500 a los 1000 calorías al día, y bajo esta ingesta, el cuerpo piensa que está en una situación de emergencia y para protegerse pone lento el metabolismo y las otras funciones del organismo, como la respiración. Así que, como al quinto o cuarto día, cuando comienzas de nuevo a comer de manera normal, se sube de nuevo de peso.

En esta dieta “crash”, que está tan popular en estos días, se comen entre 4 a 6 huevos al día por 7 o 8 días.

“Y sin querer hablar mal del huevo, porque es un gran alimento para nuestra salud, al ser usado en exceso en este tipo de dieta puede llegar a afectar los riñones por la presión que se le está poniendo con el exceso de proteína que se está comiendo”, detalla González.

Al hacer cualquier tipo de dieta “crash”, González dice que hay síntomas que se deben reconocer como los niveles bajos de azúcar en la sangre o hiperglicemia.

“Esta se identifica cuando comienzas a tener naúseas, vómitos, apatía, carencia de energía e irritabilidad”, detalla la nutricionista. “E inclusive se te puede llegar a inflamar el páncreas”.

Ante estas afecciones y los otros peligros de las dietas crash, la especialista recomienda seguir mejor una dieta balanceada, en la que se consume todo tipo de alimentos en moderación y sus porciones correctas.

Y si se quiere bajar de peso para un evento específico, la recomendación es bajar un poco las porciones de los alimentos que se ingieren e incrementar el consumo de fibra y agua.