Tu bolsillo: Multiplica los ahorros en energía y combustible

Ahorros en energía y combustibles pueden ampliarse siguiendo algunos consejos
Tu bolsillo: Multiplica los ahorros en energía y combustible
La temperatura ideal de día es de 68° a 70°F y por la noche entre 65° y 68°F.
Foto: Shutterstock

Si manejas lo sabes. Centavo a centavo has ido pagando menos por la gasolina. La caída del 17% del precio en los últimos seis meses se debe a la rebaja de la cotización del crudo. El American Enterprise Institute calcula que esto supone un ahorro medio de $700 para cada hogar.

A estas buenas noticias hay que sumar que se espera que este invierno no sea tan duro como el pasado y necesitemos menos calefacción.

Estos ahorros en energía y combustibles pueden ampliarse siguiendo algunos consejos que son, además, buenos para el planeta

Frigorífico. Déjalo a una temperatura entre 30° y 42°F. Si las gomas de la puerta están gastadas repáralas y limpia el polvo de detrás. Por último, procura que siempre esté lleno, aunque sea con galones de agua. Cuanto más vacío más energía consume.

Secadoras. Procura usar la secadora un par de veces seguidas porque cuando se queda fría requiere más energía para retomar el calor. Pon prendas del mismo tipo de tejido juntas que se sequen a la vez, así la usas solo el tiempo necesario.

Electricidad. Si vas a renovar electrodomésticos o la televisión busca el certificado Energy Star de bajo consumo. Desenchufa los cargadores cuando las baterías de tu teléfono o tu portatil estén cargados. Ahorrarás también si los desenchufas cuando no estés cargando nada.

Calefacción. Sube la temperatura lentamente. Cuánto más abruptamente lo hagas más energía consumes. La temperatura ideal de día es de 68° a 70°F y por la noche entre 65° y 68°F. Cuanto más subas, más costos. Recuerda, los calefactores portátiles son de alto consumo.

Aires Acondicionados. El 5% del consumo de electricidad del país lo hacen estos aparatos. Es bueno que limpies o reemplaces los filtros y si usas un ventilador además del AC ayuda. No pongas el termostato muy bajo cuando lo enciendas porque no enfriará tu casa más rápidamente y sale caro