Nutre la inteligencia de tu hijo

Descubre sus cualidades y ayúdale a explotarlas para su bienestar
Nutre la inteligencia de tu hijo
Los juegos también pueden estimular los talentos de tus hijos.
Foto: Archivo

Aún es tan pequeño y no deja de sorprenderte lo rápido que ha aprendido a caminar o la facilidad con que pronuncia sus primeras palabras. Tal vez has descubierto que demuestra una especial inclinación por la música, e incluso es capaz de repetir las notas melódicas en su pequeño piano de juguete y demuestra una gran facilidad para aprender a leer y a escribir.

Estas señales que dejan al descubierto las aptitudes sobresalientes de tu hijo que requieren de una atención especial, a fin de que pueda desarrollarlas al máximo. Es importante acercarte a los lugares adecuados y al personal capacitado que pueda servirte como guía para su educación y formación, pero también la atención, el amor, el apoyo y la comunicación que establezcas con él son fundamentales.

Además de detectar características con respecto a sus habilidades para aprender y llevar a cabo actividades específicas, también es necesario realizarle una evaluación del Coeficiente Intelectual (CI), un test que compara los resultados obtenidos por un niño respecto a otros de su misma edad.

Como explica Arielle Adda, autora del libro Niños Superdotados, Editorial Paidós: “Como lo normal está establecido un CI de 100 y se ha fijado un techo de 115; se empieza a hablar de superdotados a partir de 125. Así pues, el niño ‘dotado’ se define como un niño especialmente bien provisto de cualidades intelectuales que se beneficia de un potencial que, como tal, debe ser explotado. Sabemos que un don que no se trabaja puede acabar desapareciendo. Y nos corresponde a nosotros, padres, docentes, terapeutas, ayudar al ángel a desplegar sus alas”.

Entre más pronto tengas la certeza de que tu hijo tiene un potencial intelectual superior a la media, podrás canalizarlo al ámbito en el que muestre inclinación, ya que por sus necesidades específicas de formación, requerirá de un contexto facilitador que le permita desarrollar sus capacidades personales.

Sin duda alguna, tener la noticia de que tu pequeño tiene un coeficiente intelectual por arriba de lo normal es una gran motivo de satisfacción para los padres, pero no olvides que lo que contribuirá a hacer de él un niño sumamente especial, será que aprenda a capitalizar sus cualidades. ¿Cómo? Si le enseñas a compartir, a apoyar a quienes lo necesiten y a vivir valores como el amor, el respeto y la tolerancia, entre otros, harás de él un ser humano realmente extraordinario.

Colaboración de Fundación Teletón México

“Los sueños se cristalizan con esfuerzo”

Bojorge@teleton.org.mx