prioridades para las elecciones

@figue32bj

@javierhvaldes

Las elecciones están a la vuelta de la esquina y las opciones son muy claras: El Gobernador Andrew Cuomo y el Fiscal General Eric Schneiderman han demostrado su compromiso con la lucha a favor de las cosas que son importantes para las comunidades latinas, y deben ser reelegidos.

Nosotros, como comunidad, debemos ir a las urnas el 4 de noviembre y elegir a quienes mejor nos representarán, lo cual significa una Asamblea y un Senado controlados por demócratas y progresistas.

Pero es igual de importante que votemos a favor de nuestros candidatos favoritos en la línea del Partido de las Familias Trabajadoras (WFP), Fila D, en lugar de la línea Democrática o cualquier otra. Nueva York tiene algo que se llama fusión de votación, la cual permite que dos o más partidos políticos postulen al mismo candidato. Los votos son combinados para los totales de esos candidatos.

Debemos votar en la línea de las Familias Trabajadoras porque necesitamos un WFP fuerte para garantizar la aprobación de la Legislatura, y que el gobernador firme las leyes que necesitamos para el beneficio de nuestras comunidades.

Necesitamos asegurarnos de que Albany eleve el salario mínimo a por lo menos $10.10 la hora y permitir que las ciudades y condados en todo el estado lo complementen hasta por un 30% más, lo que significa un salario mínimo de más de $13 por hora, una idea apoyada por el Gobernador Cuomo y el Alcalde Bill de Blasio. Esos $5 la hora adicionales cambiarán drásticamente las vidas de más de 3 millones de noyorquinos, y la mayoría de ese dinero adicional será introducido nuevamente en la economía, con lo cual se crearán puestos de trabajo y nos beneficiará a todos.

Necesitamos que se apruebe finalmente la Ley DREAM, la cual permitiría a los estudiantes indocumentados recibir subvenciones de hasta $5,000 al año a través del Programa de Asistencia de Matrículas (TAP, por sus siglas en inglés). Los estudiantes indocumentados serían elegibles si tienen un diploma de escuela secundaria o equivalente, si entraron a EEUU antes de los 18 años y no han sido condenados por un delito violento.

También necesitamos un WFP fuerte para luchar a favor de la reforma de financiación de campañas para alejar la influencia del dinero de las elecciones, para apoyar la legislación en materia de igualdad de las mujeres y para reducir las penas por posesión de pequeñas cantidades de marihuana