Abbas considera declaración de guerra cierre de mezquita

El gobierno de Israel ordenó el cierre de la mezquita al-Aqsa, lo cual ya provocó reacciones en el mundo palestino
Abbas considera declaración de guerra cierre de mezquita
Es la primera vez que se cierra en 40 años.
Foto: Archivo

El presidente palestino Mahmud Abbas lanzó fuertes criticas al gobierno de Israel por la decisión de cerrar la mexquita al- Aqsa, en la explanada de las mezquitas

Abbas calificó de “declaración de guerra” contra los palestinos y los musulmanes el cierre de. la mezquita al-Aqsa.

Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad israelíes y jóvenes palestinos estallaron en Jerusalén Este, luego que el gobierno de Israel anunció el cierre de la mezquita al-Aqsa, por primera vez en 40 años.

“La continuación de estas agresiones y esta peligrosa escalada israelí constituyen una declaración de guerra al pueblo palestino, a sus lugares sagrados y a la nación árabe y musulmana”, dijo Abbas, citado por su portavoz Nabil Abu Rudeina.

“Dañar los lugares sagrados para los musulmanes y cristianos es una línea que no permitiremos que crucen”, señaló el vocero, de acuerdo con el canal árabe de noticias Al Yazira.

El ministro israelí del Interior, Yitzhak Aharonovich, anunció que cientos de policías han sido enviados a Jerusalén para reforzar la seguridad, tras el ataque a un prominente activista de extrema derecha, el rabino Yehuda Glick.

El titular israelí de Defensa, Moshe Yaalon, deseó una pronta recuperación de Glick, quien resultó herido de un disparo de bala, mientras acusó al líder de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, de ser el responsable de la violencia dirigida a los judios.

Es la primera vez que la explanda, conocida por los judíos como Monte del Templo, es cerrada al rezo musulmán en 40 años y la primera vez que se impiden las visitas turísticas desde 2001.

Glick es uno de los activistas más radicales en favor del cambio de estatus quo en la explanada de las Mezquitas, y suele organizar las polémicas visitas de judíos a este lugar sagrado.

La policía israelí mató este jueves al presunto atacante de Glick, un palestino identificado como Mutaz Hijazi.