¡Películas malditas! Finales de la vida real que superan la ficción

Estas cintas de alguna manera llevaron a sus protagonistas a morir

Guía de Regalos

¡Películas malditas! Finales de la vida real que superan la ficción
Durante el rodaje del Exorcista iniciaron una cadena de accidentes, desgracias y muertes.
Foto: YouTube

Quién no ha escuchado aquella frase que reza “la ficción supera la realidad”. Tal parece que este ha sido el caso de varias películas de terror, las cuales han llevado a sus elencos y equipos de producción a vivir sucesos que los han llevado hasta la muerte.

El filme estelarizado por Linda Blair, que puso los pelos de punta a todos aquellos que la vieron, desencadenó la muerte de dos de sus actores: Jack MacGowran y Vasiliki Maliaros. Aunado a esto, la entonces niña pronosticó el deceso de un miembro del equipo técnico. Durante el rodaje del largometraje también se incendiaron varios decorados.

Dominique Dunne fue asesinada por su novio a la edad de 22 años, mientras Julian Beckham, quien dio vida a Kane en la segunda parte de esta trilogía, pereció a los 60 años, debido al cáncer que padecía. Will Sampson falleció a causa de problemas postoperatorios, mientras que Heather O’Rourke murió a los 12 años por un shock séptico.

El filme, dirigido por Francis Ford Coppola, causó gran controversia porque decidió realizar el rodaje en Filipinas durante la época de los monzones (vientos estacionales), hecho que provocó la destrucción de parte de la escenografía. El protagonista Marlon Brando, con un aspecto físico que reflejaba sus kilos de más, se negaba a aprenderse las líneas del guión. La tragedia los marcó con el deceso de Martin Sheen, quien pereció tras sufrir un infarto.

Se dice que en medio de una tormenta dos de sus actores murieron, luego de ser alcanzados en el avión por un rayo. Otros elementos del elenco sufrieron accidentes provocados por el uso de algunos animales que aparecieron en el proyecto.

Brandon Lee, hijo del inmortal Bruce Lee, murió mientras filmaba la película después de recibir varios disparos en una de las escenas. Gente de producción nunca se percató de que el arma empleada era real, por lo que al recibir un disparo en el abdomen, el artista murió algunas horas después.