Republicanos condicionan puesto de fiscal general a los alivios migratiorios

Loretta Lynch fue nominada el sábado pasado por el presidente Barack Obama como reemplazo de Eric Holder

Guía de Regalos

Republicanos condicionan puesto de fiscal general a los alivios migratiorios
Sería la primera mujer afroamericana en el cargo, en caso de que sea confirmada.
Foto: EFE

Washington.- Antes de tomar las riendas del Senado, los republicanos buscan condicionar la confirmación de la afroamericana Loretta Lynch como próxima fiscal general, a su postura sobre los alivios migratorios para los indocumentados.

Lynch, nombrada el sábado pasado por el presidente Barack Obama como reemplazo de Eric Holder, sería la segunda mujer en el cargo y la primera afroamericana si es confirmada.

Los demócratas, el partido del presidente, tendrán el control del Senado hasta el próximo 3 de enero, cuando la cámara tendrá mayoría republicana, para confirmarla, pero aún no se ha pronunciado.

Líderes conservadores, entre éstos los senadores republicanos por Texas y Utah, Ted Cruz y Mike Lee, respectivamente, insisten en que el proceso de confirmación debe esperar hasta el inicio de la 114 sesión del Congreso, han dejado en claro que exigirán a Lynch que se pronuncie sobre la constitucionalidad de los alivios migratorios que Obama prevé anunciar antes de fin de año.

Marielena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional para Leyes de Inmigración (NILC), calificó de “desafortunado” que una “minoría extremista” en el Senado intente retrasar la confirmación de Lynch para un cargo “esencial para nuestra democracia”.

Por su parte, Maribel Hastings, asesora de “America´s Voice”, considera que esta postura republicana augura la continuación de la intensa lucha entre “los extremistas del Tea Party y el el resto de los republicanos por el control de la agenda y la estrategia legislativa a partir de enero”.

En una entrevista con la cadena televisiva CBS, difundida el domingo, Obama reiteró que ya dio a los republicanos suficiente tiempo para actuar sobre inmigración, por lo que proseguirá con los prometidos alivios migratorios.

Aseguró que la única manera en que los republicanos pueden frenar sus medidas unilaterales es si aprueban una reforma migratoria que él pueda promulgar.