Caníbales fueron sentenciados a 20 años de cárcel en Brasil

Los condenados hicieron empanadas con la carne de sus víctimas en 2012

Un jurado brasileño sentenció a más de 20 años de prisión a tres personas acusadas de matar a dos mujeres y comer su carne en 2012.

La condena tuvo lugar en la ciudad de Olinda en el noreste de Brasil. Jorge Beltrao Negromonte da Silveira fue sentenciado a 23 años de prisión, mientras que su esposa Isabel Cristina Pires y su amante Bruna Cristina Oliveira da Silva recibieron 20 años cada una.

Según los reportes de las autoridades, el grupo atrajó a las víctimas al ofrecerles trabajo de niñeras. El trío confesó los crímenes al indicar que eran miembros de una secta que buscaba la “purificación del mundo y la reducción de su población”.

Los condenados comieron la carne de las mujeres al cocinarla como relleno de empanadas, que además vendieron a sus vecinos. Un niño que vivía con el grupo también consumió la carne de las víctimas.

Los crímenes fueron rastreadas después que Beltrao registrara un panfleto de 50 páginas titulado “Revelaciones de un esquizofrénico” en el que detallaba los rituales.

En el juicio también se vinculó a los acusados con el crimen de otra mujer de 17 años en 2008, que es descrito en el libro de Beltrao.

La defensa dijo que las sentencias serán apeladas.