Tu retiro: Cuentas IRA, el destino de previsores

Hay varios tipos de ahorro individual que te ayudan a preparar la jubilación

Quienes quieren prepararse para su retiro pero no trabajan en una empresa que ofrezca cuentas de ahorro 401k (de las que hablamos la semana pasada) tienen una buena alternativa en las IRA o Cuentas de Retiro Individuales (Individual Retirement Account).

Estas cuentas para ahorradores previsores tienen deducciones fiscales y permiten invertir en acciones, bonos, fondos mutuos, ETF… Sus rendimientos también crecen sin impuestos hasta que se usan (hablaremos de inversiones en la última entrega de #TuRetiro).

Hay distintos tipos de IRA, y hay requisitos para cualificar para una u otras, pero en general cualquier ahorrador con ingresos del trabajo puede ir a un banco o firma de inversión y abrir esta cuenta. Si lo haces, compara los precios de las comisiones.

Te ofrecemos aquí una rápida guía de las opciones que tienes

IRA. Está diseñada para que los menores de 70 años y medio que tienen ingresos por sus trabajos hagan aportaciones anuales a esta cuenta de ahorros. No hay impuestos inmediatos sobre estas contribuciones si no sobrepasan los $5,000 en 2014 (o mil más si eres mayor de 50 años) y las ganancias tampoco pagan impuestos. Puedes ahorrar en estas cuentas hasta el 15 de abril del año fiscal siguiente si quieres hacer máximas las deducciones.

Las obligaciones con el Tío Sam llegan cuando empiezas a usar el dinero para lo que se pensó, la jubilación. A partir de los 59 años y medio puedes empezar a retirar dinero de la cuenta y a partir de los 70 es obligatorio que uses al menos un mínimo, si no lo haces te penalizan.

Pero si tomas dinero de esta cuenta antes de los 59 y medio no solo tendrás que pagar impuestos sino que además pagas una penalización del 10% sobre la cantidad retirada a no ser que lo necesites para para pagar la universidad para ti, tu esposo/a o hijos, hacer frente a cargos médicos que excedan un porcentaje de tus ingresos, tengas una repentina minusvalía o quieras usar una parte para pagar tu primera vivienda.

Estas cuentas son una buena idea para personas que calculen que una vez retirados van a estar en un nivel contribuitivo (tax bracket) menor al que tienen durante sus años activos laboralmente.

Roth IRA. A diferencia de las anteriores pagas tus impuestos por las contribuciones anuales a tu cuenta ($5,500 máximo por año y mil más para los mayores de 50). Pero, cuando vas a usarlo no tienes que pagar impuestos sobre el dinero aunque si sobre las ganancias del capital. Este tipo de cuenta es ideal para quienes estimen que estarán en el mismo nivel contributivo cuando se retiren. Les ahorrará algo la factura con el fisco.

La otra diferencia con el IRA es que puedes retirar dinero cuando lo necesites, antes de llegar a los 59 años y medio. Eso sí, las ganancias o rendimiento de capital si se penalizarán igual que en el otro IRA antes de esa edad (aunque hay excepciones). Tampoco tienes obligación de usar el ahorro a partir de cierta edad si no quieres o no lo necesitas. Ya pagaste impuestos, no hay prisa.

Aunque son más flexibles en algunos puntos, no todo el mundo puede abrir un Roth IRA. No solo tienes que estar recibiendo unos ingresos de tu trabajo sino que además estos no pueden superar los $181,000 para matrimonios que declaren impuestos juntos o más de $114,000 para solteros.

Sep IRA. Es como el IRA pero para personas autoempleadas (freelancers) o dueños de pequeños negocios con muy pocos empleados. Las contribuciones son como las del IRA, deducibles pero se hacen por el empresario a una cuenta a nombre de cada empleado. Los límites a las aportaciones anuales son más elevadas pero tienen que ser las mismas para todo el personal. Cuando se retira el dinero es cuando se pagan los impuestos y el 10% de penalización si es antes de los 59 años y medio.

Simple IRA. Es muy similar al anterior pero para empresas con menos de 100 empleados. La principal diferencia es que el empleado puede hacer contribuciones a la cuenta que se sumen a las aportaciones que hace el empresario .