Los hombres también se deprimen

Particularmente en el invierno, la depresión es más común tanto en hombres como en mujeres
Los hombres también se deprimen
Un hombre deprimido presenta desinterés, fatiga, insomnio o somnolencia, entre otros síntomas
Foto: Archivo

Este padecimiento modifica el estado de ánimo y los pensamientos de quien lo sufre. Con mucha frecuencia la depresión no es considerada como tal, se atribuye a debilidad personal y de manera incorrecta se cree que se puede quitar con sólo desearlo. Quien padece depresión no puede mejorar sin tratamiento y los síntomas pueden durar meses o años, además de provocar disfunción en diversos aspectos de la vida, como en la familia, el trabajo o la escuela.

Este padecimiento se caracteriza por la presencia de tristeza la mayor parte del día casi todos los días, pérdida del interés o placer por las cosas que antes se disfrutaban junto con falta de energía, fatiga, cansancio, dificultad para concentrarse, problemas para tomar decisiones, alteraciones en la memoria, cambios en el apetito y/o en el peso, modificaciones en el patrón del sueño.

El hombre también puede presentar insomnio o demasiado sueño, alteraciones físicas como dolores de cabeza, cuello, cintura, problemas digestivos, inquietud, cuando menos por dos semanas seguidas.

Puede presentarse a la par de otras enfermedades como diabetes, hipertensión, artritis, cáncer, enfermedades del corazón, derrames o embolias cerebrales, Parkinson, o en asociación con otros padecimientos mentales, que en los hombres son más comunes como los trastornos de ansiedad y el consumo de sustancias, principalmente el alcohol.

Entre los factores conocidos como responsables de esta enfermedad se encuentran los ambientales, los de origen genético y el consumo de drogas, pues muchas de ellas como la mariguana y el alcohol, son depresores del sistema nervioso.

Los hombres tienden más que las mujeres al abuso en la ingesta del alcohol y drogas o dependencia a lo largo de sus vidas, y es sabido que el uso de sustancias tóxicas puede ocultar la depresión, lo que hace más difícil reconocerla como una enfermedad separada que necesita tratamiento.

En este sentido, algunos hombres recurren a estos estimulantes cuando están deprimidos, por lo que se vuelve un círculo vicioso que consiste en consumo de alcohol o sustancias por la depresión, sustancias que afectan el sistema nervioso y por ende, se agudiza y los varones tienden aumentar el consumo.

Es importante buscar atención para recibir tratamiento. Actualmente existe una gran variedad de medicamentos antidepresivos muy seguros, que pueden hacer que la persona remita de los síntomas que le aquejan. Tienen que ser indicados por un médico, quien determinará la dosis y la duración del tratamiento.

Los estudios de investigación han demostrado que cuando se hace la combinación de psicoterapia y medicamentos antidepresivos el tratamiento se vuelve altamente eficaz para reducir la recurrencia de episodios de depresión.

Colaboración de Fundación Teletón México

“La resiliencia te hace crecer en la adversidad”

Bojorge@teleton.org.mx