‘Quantum of the Seas’, el crucero más inteligente del mundo

Desde robots meseros hasta una cápsula que se eleva a los cielos, a la nueva embarcación de Royal Caribbean le sobran las atracciones
‘Quantum of the Seas’, el crucero más inteligente del mundo
El North Star, una cápsula con capacidad para 10 personas, se eleva a 300 pies para ofrecer vistas panorámicas de 360 grados.
Foto: Suministrada / Royal Caribbean

Viajar en el tercer crucero más grande del mundo es como sentir que te trasladas del mar al cielo y viceversa. El ‘Quantum of the Seas’, de Royal Caribbean, que salió el miércoles del puerto Cape Liberty en Nueva Jersey en su primer viaje comercial, destaca por su avanzada tecnología y por las atracciones que hacen “volar” sobre las aguas hasta a los huéspedes menos osados.

Two70°, un salón multinivel con capacidad para 540 personas con vistas panorámicas de 270 grados hacia el mar desde un espacio con paredes de cristal, es una de las atracciones más nuevas de la monumental embarcación.

Quienes quieran subir un poco más alto, pueden optar por el North Star, una cápsula en forma ovalada con capacidad para 10 personas, que se eleva a 300 pies para ofrecer vistas panorámicas de 360 grados vuelta redonda.

Los más extremos tienen la alternativa del RipCord by iFLY, que no es otra cosa que una experiencia de paracaidismo, pero dentro de una especie de cabina cerrada.

Cerca se encuentra el FlowRider, una piscina con olas donde se puede hacer surf, así como el Rock Climbing Wall, que es una pared para escalar.

El SeaPlex es otra de las atracciones más completas. Consiste en coches de choque, un trapecio volador y pista de patinaje.

Los ejecutivos de ‘Quantum of the Seas’ presumen de su avanzada tecnología. La conectividad WI-FI las 24 horas y la aplicación Royal iQ facilitan el acceso de los clientes a los servicios disponibles.

En el Bionic Bar, creado por Makr Shakr, robots toman las órdenes de los clientes y le sirven los tragos tras procesar pedidos computadorizados. Los clientes pueden elegir entre 30 diferentes licores.

Los dos brazos mecánicos hacen la mezcla en cuestión de minutos, y las bebidas pueden ser recogidas en el bar o mediante la app, con la asistencia de un mesero.

El concepto de “Dynamic Dining”, que reinventa al restaurante tradicional para convertir la experiencia culinaria en una variada, es parte de la oferta.

Los consumidores pueden escoger entre platos americanos, en American Icon Grill; cocina clásica europea en The Grande, o las sorpresas del menú panasiático de Silk, entre otros.

Los operadores del crucero también han querido traer una chispa de Broadway al espacio marítimo con una versión del tradicional musical MAMMA MIA!, en el Royal Theater. A medida que avanza la noche, el ambiente en los bares adquiere protagonismo. Una parada en Bolero’s activa a los amantes de los sonidos latinos con música en vivo. Mientras que el Music Hall, aviva a los trasnochadores con la presencia de bandas de rock y música de DJ’s hasta la madrugada.

“Quantum of the Seas no sólo está cambiando el concepto de cruceros, está cambiando la manera en que los viajeros vacacionan”, indicó Richard D. Fain, CEO de Royal Caribbean Cruises.

“No es sólo cómo viajas, es la experiencia de principio a fin. Con Quantum estamos empoderando a los viajeros para personalizar cada aspecto del viaje…”, sostuvo el ejecutivo al presentar las atracciones en NJ. Luego de una semana de eventos inaugurales en la zona, la companía inició viajes de tres noches hacia la costa Atlántica; harán paradas en el Caribe y Bahamas. El barco, construido en Papenburg, Alemania, se mantendrá en Bayonne hasta mayo cuando se mueva a Asia. La embarcación tiene 16 decks (pisos) y espacio para 5,000 pasajeros.