Multitudinaria marcha exige vivos a los estudiantes de Ayotzinapa

Las calles de la Ciudad de México se llenaron con las marchas en apoyo de los estudiantes de Ayotzinapa
Multitudinaria marcha exige vivos a los estudiantes de Ayotzinapa
La madre (centro) de uno de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa,encabeza una de las marchas realizadas en México.
Foto: Gardenia Mendoza

MÉXICO.- La madre soltó un par de lágrimas, tragó saliva y miró al cielo para evitar derramar más. “Es que quiero ser fuerte”, dijo al frente del contingente de familiares y amigos de nueve muchachos del municipio de Tecoanapa que son parte de los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero.

Marcharon entre miles de manifestantes, arrastrando los pies y cada uno con la foto de su hijo a la altura del corazón que les dice que están vivos a pesar de la versión oficial que apunta a que fueron asesinados en el municipio de Cocula, aledaño al de Iguala, donde los atacó la policía municipal el pasado 16 de septiembre.

“Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, gritaron en las tres marchas que partieron desde diversos puntos de la ciudad para converger en el Zócalo en un mar de consignas en las cuales culparon de la tragedia directamente al Estado y, en su mayoría, omitiendo el papel del narcotráfico.

Los contingentes corearon números, desde el uno al 43, para recordar que hacen falta los muchachos y muchos otros más.

“Esta es una marcha por los normalistas desaparecidos y los más de 20,000 de los últimos años, ya es suficiente, esto debe ser un hasta aquí, queremos un cambio radical en el cambio de gobierno”, dijo Rafael Centeño, un ingeniero civil de 38 años que participó en la masiva protesta.

“El gobierno que está rebasado por la impunidad. Ya son muchos años de maltrato del gobierno.. Ya no creemos en los políticos, los gobernadores, los alcaldes: queremos un mando civil”, dijo Silvia Ortega, economista.

Desde una camioneta con megáfono José García Mora, portavoz de los padres de Tecoanapa, insistió en que sus muchachos están con vida y dio sus nombres, “no son números”, dijo. “Se llaman Dorian, Alexander, Saúl, Bruno, Pablo, Saúl Bruno y Abel y los vamos a encontrar”.

Lee más sobre los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa aquí

Un grupo de hombres encapuchados se enfrentaron con policías de la Ciudad de México, en la calzada Ignacio Zaragoza, cerca del aeropuerto, pero lejos de la zona de protestas para exigir justicia por los desaparecidos. Los civiles arrojaron bombas molotov y objetos a los oficiales quienes finalmente detuvieron a 13 personas.

Una tercera parte de los estados del país registró movilizaciones para clamar justicia por los hechos ocurridos hace 58 días contra los normalistas. De norte a sur, las acciones fueron diversas, la mayoría pacíficas, y sólo en algunas las acciones fueron más allá de las marchas.

En Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, algunos activistas rompieron vidrios de negocios particulares y saquearon algunas tiendas de abarrotes mientras en Chihuahua se hicieron de una garita de peaje para dejar libre la circulación de los automovilistas.

Como parte de la llamada “Acción global” en el marco del aniversario de la Revolución Mexicana, las entidades participantes fueron también Puebla, Morelos, Yucatán, Quintana Roo, Chihuahua, Tamaulipas, Sonora, Hidalgo, Jalisco y Oaxaca.