De Blasio se reúne con Obama por casos de tensión racial

El Alcalde de Nueva York discute con el Presidente los casos de muertes de afroamericanos a manos de policías
Sigue a El Diario NY en Facebook
De Blasio se reúne con Obama por casos de tensión racial
Bill de Blasio mira al Presidente durante la reunión en la Casa Blanca. Al centro, el Comisionado de Policía de Philadelphia Charles Ramsey.
Foto: Getty Images

Nueva York – El alcalde Bill de Blasio participó este lunes en una reunión convocada por el presidente Barack Obama para discutir cómo las agencias del orden público pueden generar confianza entre las minorías, a raíz de las protestas a nivel nacional que ha provocado el caso de la muerte de un joven afroamericano a manos de un policía en Ferguson, Missouri.

“Este país está sufriendo el dolor. Hemos perdido demasiados jóvenes de color que pudieran estar vivos y con nosotros hoy”, sostuvo De Blasio. “Sabemos que estos problemas no son de décadas sino de siglos de racismo y pienso que el Presidente está en lo correcto en querer reunirnos porque tenemos que tomar responsabilidad por ello”, agregó.

El rol de De Blasio es clave en la discusión sobre la tensión racial ya que su administración enfrenta actualmente los casos de dos hombres afroamericanos desarmados que murieron a manos de policías, lo que ha provocado una revisión de arriba abajo de las políticas de la Uniformada neoyorquina.


Lee también:

Fallo en Ferguson atiza debate sobre reforma policial en EEUU

NYPD se alista por inminente decisión judicial en caso Garner

Caso Ferguson aviva reclamo contra violencia policial en NYC


El primero casi fue el de Eric Garner (43), el hombre de Staten Island que murió el pasado 17 de julio después de que un oficial le aplicara una llave de estrangulamiento durante un procedimiento de arresto. El segundo fue el de Akai Gurley (28), quien murió el mes pasado, tras recibir un disparo de un policía novato que patrullaba los pasillos de un edificio de vivienda pública en Brooklyn.

El caso Garner en particular, cuyo arresto fue captado en video, resultó en el reentrenamiento de todo los oficiales del NYPD en técnicas de arrestos y el uso de la fuerza, la reducción de detenciones por posesión de marihuana y la implementación, todavía en proceso, de cámaras corporales en los uniformes de los policías.

Precisamente en la reunión de este lunes el presidente Obama anunció una plan de $263 millones para entrenar y además suplir a los departamentos policiales de la nación con 50,000 de esas cámaras portátiles.

La muerte de Garner también originó tensión entre el reverendo Al Shapton y el Alcalde, quienes habían tenido una cercana relación. En una reunión con líderes afroamericanos convocada por De Blasio en agosto, Sharpton cuestionó la efectividad del reentrenamiento de policías como método para evitar futuras tragedias.

Además, este fin de semana el reverendo comenzó una cuenta regresiva en espera de la decisión de un gran jurado que deberá decidir en los próximos días si impone o no cargos criminales al oficial involucrado en el caso Garner.

De Blasio también ha enfrentado críticas por darle prominencia a Sharpton. En la reunión de agosto, líderes policiales catalogaron como un insulto el que el Alcalde se sentara en medio de Sharpton y del Comisionado de Policía Bill Bratton. La movida fue interpretada como un intento de poner a Sharpton y a Bratton al mismo nivel.

Tras el caso en Ferguson, el vicegobernador de Missouri Peter Kinder catalogó la influencia de Sharpton en Nueva York y en Washington como “trágica” y sugirió tanto a Obama como a De Blasio no trabajar con el líder afroamericano.

Sharpton también asistió a la reunión convocada por el Presidente este lunes.