Jóvenes, mejor educados pero peor pagados

En NYC, solo en Manhattan los mileniales tienen salarios más elevados que los jóvenes en décadas precedentes

Es inevitable. Los padres siempre se preguntan si sus hijos vivirán mejor que ellos y todos desean una respuesta afirmativa.

Pero no todos la obtienen. Los progenitores de quienes hoy tienen entre 18 y 34 años en EE. UU. saben que en su caso, y en términos generales, ellos lo tuvieron más fácil.

Y así lo confirmó ayer el Censo al mostrar cómo a pesar de que la llamada generación de los mileniales tienen mejor educación que sus padres, un menor porcentaje de ellos está empleado y sus sueldos están por debajo de los que ganaban quienes tenían su edad en la primera década del siglo, los noventa y los ochenta.

En concreto, un joven gana ahora un promedio de $2,000 menos (una vez contabilizada la inflación) que lo que ingresaba una persona de su edad en los años ochenta.

No todos los estados sufren esta situación. En Massachusetts y Virginia los jóvenes ganan más que en otras décadas y corren la suerte contraria de aquellos que viven en Michigan, Wyoming y Alaska que es donde más diferencias hay.

En el caso de Nueva York, el censo describe no dos ciudades en una, como dice su alcalde, sino varias en lo que respecta a los mileniales.

En Manhattan los jóvenes están mejor que sus padres en muchos casos. Cobran una media de $63,527 anuales frente a los $43,312 que cobraban en los ochenta y el porcentaje de los que viven con sus padres apenas ha subido un punto porcentual hasta el 18.7%. La pobreza se ha reducido y los títulos educativos se han duplicado. El 69.5% trabaja y casi el 50% de ellos pertenece a una minoría étnica.

En el otro extremo, El Bronx, los mileniales cobran casi $3,000 menos anualmente que quienes tenían su edad en los ochenta y menos que los jóvenes de las siguientes décadas . Aunque el 54% tiene empleo y el 15.3% estudios superiores (más que nunca), el 43.4% vive en casa de sus padres (frente al 33% en los ochenta). El 91% de los jóvenes de este condado son minoría étnica, un porcentaje que ha ido creciendo desde el 72% hace tres décadas.

En el medio, Queens, Brooklyn y Staten Island. En estos condados, los que los jóvenes cobran menos que en los noventa y los años 2000. Con excepción de Brooklyn también ha subido la tasa de pobreza en los últimos 30 años y la de personas que viven con sus padres.

Según el Censo estas experiencias puede “reflejar el aumento en las desigualdades económicas” que no han dejado de crecer. Este desequilibrio entre los que más tienen y los que menos (en términos de salarios y oportunidades) empezó a manifestarse en los ochenta y se convirtió en una tendencia que se ha evidenciado actualmente tras agravarse durante la Gran Recesión