Senadores proponen levantar prohibición de viajes a Cuba

Medida tiene el apoyo de empresarios que buscan negocios en la isla

Washington, D.C. ― EEUU debe poner fin a una “anomalía sin sentido” que lleva 50 años y permitir que sus ciudadanos viajen libremente a Cuba, afirmó este jueves un grupo bipartidista en el Senado al presentar una medida que levanta la prohibición de viajes a la isla.

Se trata de la primera legislación presentada ante la 114 sesión del Congreso, después de que el presidente Barack Obama anunciara el pasado 17 de diciembre una serie de medidas para normalizar las relaciones con Cuba.

Durante una rueda de prensa en el Capitolio, los ocho autores de la medida argumentaron que la medida ayudará a propiciar un cambio democrático en Cuba, así como sucedió con el colapso de la antigua Unión Soviética.

La medida fue presentada por senadores demócratas y republicanos que representan a estados con fuertes intereses agrícolas.

“No tiene sentido mantener esta prohibición… es una anomalía que no tiene sentido”, dijo el senador Patrick Leahy, quien acompañó de vuelta a casa al subcontratista Alan Gross liberado en Cuba el mes pasado.

Leahy subrayó que con esta medida EEUU se ganará un mayor respeto de sus aliados en Latinoamérica “que sí tratan con Cuba”.

Consciente de la oposición republicana a normalizar las relaciones con Cuba, el senador republicano por Arizona, Jeff Flake, afirmó que no se trata de hacer “concesiones” al régimen castrista.

“Esta es una sanción o prohibición impuesta a los estadounidenses, no los cubanos… no estamos ofreciendo una concesión: estamos diciendo simplemente que los estadounidenses deben tener el derecho de viajar donde quieran”, explicó Flake.

LEE TAMBIÉN: Raúl Castro exige fin del embargo

Pero los detractores de la medida, en particular los legisladores cubanoamericanos, insisten en que ésta no logrará su propósito y que no se puede premiar al régimen cubano con “concesiones” sin obtener nada a cambio.

En declaraciones a los periodistas en un corredor del Congreso, el senador demócrata por Nueva Jersey, Bob Menéndez, calificó de “increíble” que los congresistas estén dando “concesiones” a un gobernante que incluso “está pidiendo más de EEUU”.

“El facilitar estos viajes a Cuba, donde la gente puede gastarse el dinero que quieran, lo único que hace es fortalecer al régimen”, argumentó Menéndez.

De ser aprobada por el Congreso, el “Acta de Libertad para Viajar a Cuba de 2015”, eliminaría las restricciones de viajes impuestas a los estadounidenses, que sí pueden viajar a otros países comunistas, además de las restricciones en las transacciones bancarias relacionadas con los viajes.

En la actualidad, la Administración Obama ha puesta en marcha la flexibilización de viajes autorizados en 12 categorías, para los que no se necesitarán permisos especiales sino generales.

En cambio, se mantiene en pie la prohibición de viajes para el turismo.

LEE TAMBIÉN: American Express anuncia pronta operación en Cuba

Desde 2009, los únicos que podían viajar libremente a Cuba eran los cubanos con familiares en la isla.

La lista de patrocinadores demócratas incluye a los ganadores Dick Durbin, de Illinois; Patrick Leahy, de Vermont; Sheldon Whitehouse, de Rhode Island, y Tom Udall, de New México.

Los senadores republicanos son Jeff Flake, de Arizona; Jerry Moran, de Kansas, John Boozman, de Arkansas, y Mike Enzy, de Wyoming.

Del lado de la Cámara de Representantes, se prevé que los legisladores Jim McGovern, demócrata por Massachusetts, y Mark Sanford, republicano por Carolina del Sur, presenten una medida similar la semana próxima.

El gobierno de La Habana ha pedido recientemente el retorno de la base militar en Guantánamo –arrendada por EEUU-, y el levantamiento del embargo.

Pero solo el Congreso puede levantar el embargo, una reliquia de la Guerra Fría.