Bedford-Stuyvesant, un lugar que todos quieren (fotos)

Un bastión afroamericano en Brooklyn que se diversifica por la gentrificación
Bedford-Stuyvesant, un lugar que todos quieren (fotos)
Vivir en Bedford-Stuyvesant es ahora más caro.
Foto: Gerardo Romo / EDLP

@JoaquinBotero
NUEVA YORK – La película “Do the Right Thing” (Haz lo correcto) anticipó, en 1989, los cambios que ahora son evidentes en Bedford-Stuyvesant. Una escena de la tragicomedia creada por Spike Lee confronta a Clifton (John Savage), un blanco con una camisa de los Celtics de Boston, con un grupo de afroamericanos que le increpan y preguntan por qué se mudó ahí con los “hermanos”. Él les contesta que es el dueño del edificio “brownstone”.

Muchos conflictos raciales han ocurrido en el vibrante barrio en el centro de Brooklyn que, como Harlem, sigue siendo un bastión afroamericano en Nueva York.

Sin embargo, un sector se ha diversificado y encarecido, y gracias a la facilidad del transporte se considera la última frontera de la gentrificación. Ahora todos quieren un pedazo del barrio: el alcalde para su programa de vivienda asequible, los constructores para llenar algunos espacios de condominios y los negociantes que sacan provecho del incremento del nivel del ingreso del barrio.

La peluquera Felicia Terry (29) creció Bed-Stuy y no le molestan los cambios. “Recuerdo que de niña esto era más afroamericano y ahora hay más de todas las culturas. Es algo bello tanta mezcla, pero los precios suben según llegan los nuevos residentes con más ingresos”, dice.

Según la joven, que recuerda haber crecido con vecinos y negociantes hispanos, los cambios han traído más fuerza policial lo cual ha creado tensiones con las comunidades y a veces incidentes violentos. “Lo bueno es que se abren oportunidades para negociantes. Y mejora la oferta de comida”.

Diana Mejía (23), nativa de Los Ángeles y de origen colombiano y nicaragüense, lleva dos meses en el barrio y se mudó porque encontró un buen cuarto en la web Craigslist. “Sí, veo la gentrificación, pero también los restaurantes tradicionales y populares”, dice la estudiante de psicología forense, quien se siente segura en su nuevo ambiente y no extraña Manhattan.

En esta ocasión, recorrimos las avenidas Nostrand, que va de norte a sur, y Fulton, mucho más comercial, de este a oeste. Aunque hay pocos parques y centros culturales, abundan los negocios como restaurantes jamaiquinos, barberías y bodegas. También, varios nuevos negocios que encontraron su nicho.

Jay Welch, nativo de San Diego y bisnieto de mexicana, estableció con éxito su restaurante mexicano Lucha Lucha, que tiene una amplia clientela de viejos y nuevos residentes de la zona.

Según el Censo de 2010, Bed-Stuy tiene alrededor de 134,000 habitantes, de los cuales 65% son negros, 15% hispanos, 15% blancos, 2% asiáticos y 3% de otras razas. Lo llamativo es que comparado con el Censo de 2000, el número de residentes blancos creció de 2.4 % a 15%, mientras que el número de negros bajó de 75% a 65%. ¿Qué cifras nos dará el siguiente Censo de 2020?

LEE OTRAS HISTORIAS DE NUESTROS BARRIOS:

Bienes raíces

Comprar

Condominios de una habitación pueden costar entre $350,000 y $500,000. Los de dos habitaciones fluctúan entre $500,000 y $750,000. Mientras que los townhouses promedian 1,300,000.

Arrendar

Apartamentos de una habitación fluctuan entre $1,500 y $2,200. Los de dos habitaciones están entre $1,800 y $2,700. Los de tres habitaciones. entre $3,000 y $4,500.

Cómo Llegar

Las líneas A y C recorren el vecindario a lo largo de Fulton. La zona norte y la oriental es recorrida por los trenes J, M y Z. El tren G tiene dos paradas. Una docena de buses circulan por el vecindario.

Un restaurante

Lucha Lucha, sirve auténtica comida mexicana a precios módicos. En 283 Nostrand Ave. & Clifton Place. Tel. (718) 399-3696

Un negocio

Chokmah, Inc.Peluquería y Hair Lab. Se ubica en el 547 Throop Ave. Tel. (347) 442-0626

Estaciónes de Policía

Cuartel 81, en el 30 Ralph Avenue. (718) 574-0411.

Cuartel 79, en el 263 Tompkins Avenue. (718) 636-6611.
Cuartel 88, en el 298 Classon Avenue. (718) 636-6511.

Oficinas de Correo

1205 Atlantic Avenue. (718) 638-7099.

1369 Broadway Ave. (718) 602-3111.
1915 Fulton Street. (718) 493-6111.

Bibliotecas Públicas

Brooklyn Public Library. 8 Thomas S Boyland Street. (718) 573-5224.

Macon Library. 361 Lewis Avenue. (718) 573-5606.
Marcy Library. 617 Dekalb Avenue. (718) 935-0032.

En el siglo 17, el área pertenecía a tres colonos holandeses. A mediados del siglo 19, se reconocía como una de las primeras comunidades de afroamericanos libres del país.
En 1870, empezó el cambio de lo rural a lo urbano con la construcción de casas para familias de clase alta de origen alemán, irlandés e inglés.
Después de 1930, se mudó gran población afroamericana y se construyeron hermosas iglesias católicas y cristianas.
LEE OTRAS HISTORIAS DE NUESTROS BARRIOS:

José Capellán

50 años

Nativo de Santiago de los Caballeros, República Dominicana

José Capellán administra la lavandería French Cleaners II y conoce al detalle el vecindario y sus cambios. Ha sido testigo de la transformación y recibe con los brazos abiertos a los inversionistas con mucho ‘cash’ que vienen cruzando desde Flushing Ave. Una voz positiva con visión de progreso.

¿Cuál es el cambio más importante que ha visto?

En esta zona hubo drogas y homicidios, pero la policía ha hecho un buen trabajo de vigilancia y concertación con la comunidad. Los judíos han comprado muchos edificios. A los hispanos les están comprando. Conozco personas que aceptan una buena oferta y se retiran tranquilos.

¿Qué hispanos hay en el barrio?

Hay muchos puertorriqueños, dominicanos, trabajadores ecuatorianos y mexicanos que lograron encontrar espacios antes de que se dispararan las rentas. También se ven argentinos, colombianos, chilenos, artistas o profesionales llegados hace menos tiempo.

¿Qué negativo le ve a la gentrificación?

Se van a eliminar ciertos trabajos. En lo positivo, el progreso es innegable. Mira ese edificio, va ser un condominio y ya está vendido. Mi jefe se va poner contento de toda la gente que va a venir a lavar su ropa acá. Pero él a su vez va a tener que ser firme cuanto su casero le pida renegociar el contrato.

¿Qué hace único a Bed-Stuy?

Muchos jóvenes que crecieron y los que estaban antes tienen una visión de progreso. No quieren saber del pasado. Están adaptándose a las nuevas tecnologías Hay mucho talento. Nostrand cambió porque todos pusieron de su parte y nadie tropieza con la misma piedra. Acá hubo visión de mejorar la comunidad. Quedaron personas humildes y trabajadoras. Los que quieren el dinero fácil son rechazados por la misma comunidad.