Empresas minoritarias tienen margen para crecer en la ciudad

Contraloría Municipal agrega importante herramienta para cumplir este fin

Las empresas de minorías como la latina o la asiática y las de mujeres (conocidas como M/WBE) tienen una tarea pendiente. Ganar fuerza en número y como contratistas de la ciudad.

Las autoridades están haciendo un esfuerzo de transparencia para mostrar el camino que se está andando en este sentido. Una de estas acciones llega de la oficina del Contralor Municipal, Scott Stringer, donde hace apenas unos días se ha añadido a su herramienta de datos sobre contratación en la ciudad, checkbooknyc.com con información específica sobre los contratos principales concedidos a estas empresas minoritarias y a subcontratistas en general.

Esta página puesta en marcha hace unos años por la Contraloría Municipal revela con apenas 24 horas de retraso cuáles son los contratos públicos, las empresas que los ganan y los pagos. Y la información muestra que desde que empezó el año fiscal 2015 el pasado mes de julio apenas el 4.4% del gasto en contratación publica principal ha sido concedida a empresas minoritarias. Es un punto porcentual por encima al del último año de Michael Bloomberg.

Desde la Oficina de Servicios de Contratación de la Alcaldía, que junto con la de Servicios de Información Financiera colabora con la oficina del contralor en esta página web, se afirmaba ayer que los datos que se están manejando por ahora no son completos sino que contemplan apenas el 27% de los subcontratistas por lo que la cifra total de contratos a empresas minoritarias puede cambiar.

“Estamos trabajando agresivamente con las agencias de la ciudad y los contratistas para aumentar el flujo de información de contratistas para dar una información más clara”, explicaba ayer Lisette Camilo, directora de esta oficina de servicios de contratacion municipal. Para esta oficina, los datos que se han dan a conocer en estos momentos son inexactos y conducen a la confusión.

En la oficina del contralor se confirma que en cuestión de subcontratación no se manejan datos completos, pero en cuanto a MWBE como contratistas principales si se tiene toda la información. El total de contratos a estas empresas minoritarias, una vez que se contabilicen los contratos primarios y el total de la subcontratación variará.

Por lo que se refiere a contratos principales, en la web se señala que apenas se ha gastado $442 millones de dinero disponible para este tipo de empresas desde julio. Ha habido una cierta mejora, el año pasado estas empresas facturaron casi un 60% más que en 2013.

Las firmas hispanas han recibido pagos de $46.2 millones, el 0.5% del gasto disponible de la ciudad. Este porcentaje está por encima del de las empresas de minorías afroamericanas pero muy por debajo de las asiáticas y las mujeres.

Desde la alcaldía se está haciendo un esfuerzo por agilizar el proceso de certificación de empresas minoritarias que pueden acceder a este tipo de contratos. Recientemente, el Servicio de Pequeños Negocios de la ciudad, SBS, ha puesto en marcha un portal para agilizar los trámites tanto de certificación como de recertificación. Cuantas más empresas se certifiquen, más grande es el porcentaje de contratos a los que pueden optar las empresas minoritarias.

Las Cámaras de Comercio latinas de la ciudad están animando a que más empresas latinas se certifiquen para ganar más peso en las concesiones de contratos. El problema es que muchas de ellas son demasiado pequeñas y necesitarían hacer joint ventures para cualificar para algunos contratos.

El contralor ya hizo público un controversial informe sobre las agencias de la ciudad y sus contratos con empresas minoritarias del que se deducía que se podía hacer más. Para Stringer, y en una declaración hecha en un comunicado, el incremento de la cantidad que se concede a las M/WBE es “una herramienta crucial a la hora de ampliar la oportunidad económica”.

De los datos que se incluyen en esta herramienta online, el Departamento de Educación es uno de los que tiene tasas menores de gasto con empresas M/WBE, con apenas 1.5% del gasto disponible. Mientras, la Autoridad de Construcción Escolar (SCA en sus siglas en inglés), es la que más contratos concede a estas empresas y con mucha diferencia del resto. Su gasto en lo que va de año es de algo más de $162 millones. La SCA canaliza el 11,3% de su gasto disponible a través de M/WBE.