El nuevo Jeep Renegade será ‘made in’ Brasil

Fiat Chrysler anunció que producirá en el país sudamericano este emblema a partir de abril
El nuevo Jeep Renegade será ‘made in’ Brasil
Fotografía sin fechar cedida por la automotriz Fiat Chrysler Automobile (FCA) donde se observa a operarios en una planta de la empresa en Goiana, en el estado de Pernambuco (Brasil).
Foto: EFE / Cortesía Fiat Chrysler Automobile

Sao Paulo (Brasil).- Fiat Chrysler Automobile (FCA) confirmó hoy que la planta de montaje que construyó en el estado de Pernambuco (Brasil) para producir el nuevo Jeep Renegade será inaugurada el próximo 28 de abril.

Además de la planta, la más moderna de todo el grupo, la inversión de FCA en Brasil incluye un centro de Investigación y Desarrollo y la rápida multiplicación de los concesionarios de Jeep en el país, lo que convertirá Brasil en una pieza clave de la expansión mundial de la marca.

La planta de montaje de Goiana, en el estado de Pernambuco, es “el mayor proyecto industrial en la historia del grupo Fiat Chrysler Automobile (FCA)”, explicó a Efe el director ejecutivo de Manufacturación de FCA, Stefan Ketter.

“Será la planta más eficiente y avanzada, con capacidad de producir 250,000 vehículos al año y parte de un proyecto en el que hemos invertido más de 7,000 millones de reales (más de 2,800 millones de dólares). Es la primera planta de Jeep en Sudamérica”, añadió Ketter.

El ejecutivo de FCA explicó que el grupo eligió el estado de Pernambuco porque la región “es la de mayor crecimiento del producto interior bruto en el país, tiene uno de los mayores ‘Silicon Valley’ de Brasil y el puerto de Suape es uno de los más modernos y el más oriental”.

La planta de Goiana, unos 60 kilómetros al norte de Recife, es también la primera de FCA que incorpora un nuevo diseño que agiliza la producción y las últimas novedades en término de desarrollo social y medioambiental.

“El diseño de la planta es clave porque permite muchas eficiencias partiendo de la base que queremos una planta muy comunicativa, muy rápida en decisiones. Para hacerlo hemos colocado en el corazón de la planta el centro de comunicaciones”, explicó Ketter.

“Nuestra filosofía es que el gestor de la planta se sitúa en el centro de comunicaciones (un concepto abierto en el que no hay oficinas) y en dos 2 ó 3 minutos es capaz de ver físicamente toda la planta“, añadió.

La planta de montaje empleará para el año 2016 a 3,000 personas, pero junto con el centro de investigación y desarrollo de Recife y los empleados de oficina, FCA empleará en Pernambuco a unas 4,500 personas.

El centro de investigación y desarrollo de Recife estará especializado en ingeniería del tren motor para todo el grupo FCA. Contará con unos 500 ingenieros, de los que el 70 % serán locales. Además, FCA también va a instalar en Pernambuco un centro de software que producirá la programación de control de motores.

“Es realmente un polo automotriz”, dijo Ketter.

Junto a la planta de montaje, FCA ha construido dos parques donde se han instalando proveedores como Magneti Marelli, Denso, Pirelli o Lear, que proporcionarán los componentes para la producción de Renegade.

El primer parque de proveedores estará ocupado por 16 empresas que emplearán 4,000 personas y proporcionará el 40 % de los componentes necesarios para el montaje de Renegade.

Ketter destacó que el 80 % de los componentes de Renegade procederán de Brasil y que el objetivo de Jeep es aumentar esa cifra tanto como sea posible.

“Estratégicamente es lo correcto. Al principio es muy complicado pero para el futuro proporcionará seguridad a la planta. Algunas partes fundamentales no pueden ser producidas en Brasil, pero estamos en el proceso de desarrollar proveedores para esos componentes”, explicó Ketter.

En la construcción de la planta de montaje y el primer parque de proveedores, FCA ha empleado unas 9,000 personas, muchas de ellas del estado de Pernambuco y procedentes del sector agrícola.

“A todos les hemos ofrecido la posibilidad de que sean candidatos a operarios en la planta o en el parque de proveedores”, dijo el ejecutivo de FCA.

Ketter expresó su admiración por el espíritu de trabajo y la creatividad de los trabajadores y puso como ejemplo que antes incluso de la entrada en funcionamiento de Goiana, los operarios que están siendo capacitados ya han sido capaces de mejorar los procesos de producción.

“Goiana tiene una miniplanta donde capacitamos a los operarios y mejoramos los procesos antes de implementarlos en la línea. No hay que olvidar que los operarios de Pernambuco nunca habían producido un vehículo antes. Eran agricultores o peones. Pues esta gente ya ha realizado más de 1.000 propuestas para mejorar la planta”.

“Y sus propuestas están siendo enviadas a la planta de Pomigliano (Italia), donde se produce Renegade para Europa”, añadió.

En el terreno social, la planta de Pernambuco ha establecido un programa en la localidad de Igarassu para ampliar la escolarización infantil en un área donde hay un elevado problema de absentismo y fracaso escolar. Y también está construyendo un hospital en otra municipalidad.

Y con respecto al medioambiente, FCA y Jeep han emprendido un programa de reforestación prestando atención a la biodiversidad originaria de Pernambuco.

“La caña de azúcar destruyó la biodiversidad de la región, que ha quedado reducida a un 20 % de la original. Hemos evitado plantas que no son nativas y colocado 50 plantas y árboles que están en peligro crítico de desaparición“, apuntó Ketter.

?>