Remesas enviadas a Cuba desde EEUU podrían duplicarse

Por las medidas de apertura anunciadas por el presidente Obama, según un informe presentado por el centro de estudios Diálogo Interamericano

La cuantía de las remesas enviadas desde Estados Unidos a Cuba podría duplicarse a partir de este año con las medidas que acompañan la política de normalización impulsada por el presidente, Barack Obama, según un informe presentado hoy por el centro de estudios Diálogo Interamericano.

El estudio considera que, con la suavización de las limitaciones a los intercambios financieros con la isla caribeña, el monto medio anual de las remesas por remitente pasará de los 1.250 dólares a los 2.400 dólares.

Esto permitiría que el total de dinero llegado desde Estados Unidos en concepto de remesas pase de los 770 millones de dólares a los 1.400 millones de dólares, según las estimaciones.

El estímulo económico de esta apertura, además de los incentivos para reconectar, podría generar crecimiento en las transferencias de remesas“, indica el informe presentado en Washington.

“La inclinación (de los cubano-americanos) para enviar remesas ha sido normalmente baja, algo que se debía al mayor uso de medios informales para enviar dinero”, explicó Manuel Orozco, uno de los responsables del estudio.

En la actualidad, alrededor del 55% de los cubanos en Estados Unidos envía dinero con métodos convencionales a Cuba, un porcentaje que podría aumentar al 65%, según las estimaciones de este centro de estudios sobre el continente americano.

Esta tendencia unida a un aumento de las cuantías medias desde Estados Unidos podría elevar el volumen de remesas a Cuba hasta los 1.400 millones de dólares y alcanzar un potencial máximo de 1.747 millones de dólares.

“Un aumento de las remesas generará una fuerte demanda de alimentos y productos del hogar, al tiempo que se estimulará la productividad económica y el comercio internacional”, explica el informe.

Orozco añadió que, tras un sondeo realizado para el informe entre inmigrantes cubanos en Estados Unidos, han podido concluir que los cubanos piensan enviar más remesas con la apertura e invertir en el país.

“Muchos pequeños negocios se financian con envíos de dinero de parientes en Estados Unidos“, explicó Orozco.

A mediados de enero, el Departamento del Tesoro anunció la relajación del bloqueo económico a Cuba, con el aumento de los límites de envío de remesas a 2.000 dólares por trimestre, mientras que se facilitan las actividades de nuevos operadores financieros.

Los estadounidenses que tengan autorización para viajar a Cuba podrán llevar hasta 10.000 dólares como remesas familiares o como donaciones a organizaciones religiosas o por motivos educativos.