El discurso del Director del FBI

@LJCartagena

Este mes el director Departamento Federal de Investigación Criminal (FBI), James Comey, dio un discurso sobre el problema racial que tiene la policía. Ya que el FBI tiene fama de abusar y vigilar activistas latinos y afro-americanos por décadas, este discurso es bienvenido. El Director Comey habló del privilegio que goza la raza blanca en este país y admitió que cada persona tiene algo de racista.

El Director mencionó muchas cosas importantes sobre el diario vivir en América. Habló de la inmigración irlandesa y la acogida vil que recibió. Pero no conectó esa experiencia xenofóbica con el grupo más numeroso de inmigrantes hoy día.

Citó favorablemente la iniciativa del Presidente Obama “My Brother’s Keeper” por su enfoque en jóvenes afro-americanos, pero omitió el otro grupo de adolescentes que se beneficiarían con sus programas.

Lamentó que las agencias policíacas no ofrecen estadísticas adecuadas para informar el debate sobre la reforma policial, o no reportan con exactitud la frecuencia del uso de fuerza contra afro-americanos por la policía. Pero fue incapaz de señalar el vacío enorme en estas estadísticas cuando se habla de la otra gran minoría en el país.

Es decir, el Director Comey no dijo nada sobre los latinos en los Estados Unidos. Desafortunadamente, hizo invisible la perspectiva latina en la reforma de justicia criminal.

Para los latinos, el perfil racial y la manera que esa práctica corrompe a la policía es una experiencia cotidiana. Desde los tiempos de los linchamientos de mexicanos por los Texas Rangers hasta el estrangulamiento de Anthony Báez en El Bronx por la policía neoyorquina, es conocida la participación del gobierno local en el hostigamiento de latinos.

En vez de comparar irlandeses con afro-americanos, el Director Comey pudo citar fácilmente la manera como Arizona y Alabama tratan a las comunidades latinas hoy día.

Sin embargo, en la queja sobre los datos necesarios para reformar la policía es donde el Director Comey tenía que hablar de latinos – y no lo hizo. Existe un sinnúmero de artículos sobre el abuso policíaco post-Ferguson donde la mira es solamente entre blancos y negros. Esto se debe al fracaso de reportar sobre el arresto y el encarcelamiento de latinos. ¿Cómo podemos reformar el sistema criminal si no tenemos los datos demográficos para medir el impacto en la comunidad latina?

El Director Comey prometió ser un líder en colectar estadísticas mejores para una reforma necesaria. Este servidor promete divulgar esa promesa a la comunidad latina y responsabilizarlo si el Director fracasa